Beethoven Herrera Valencia
beethoven herrera

‘Capitalismo vs. capitalismo’

Mientras unos eligieron el capitalismo sajón, que genera inequidades, pero aumenta la rentabilidad, otros europeos se enfocaron en la atención social.

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
octubre 23 de 2016
2016-10-23 08:47 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Cuando se analizan las diferencias entre Europa y Estados Unidos respecto al euro, la invasión a Irak y el Tratado de Libre Comercio, es forzoso concluir que representan modalidades muy diferentes del capitalismo. En el libro Capitalismo vs. capitalismo, Michel Albert contrapone el modelo anglosajón al sistema, también capitalista, conocido como ‘renano o alpino’.

El modelo renano se originó en el siglo XVI en los Alpes, donde los pobladores organizaron asociaciones comunitarias de seguro y previsión como corporaciones, sindicatos profesionales y movimientos mutualistas. Dichas alianzas recibían el aporte individual y asumían los riesgos de modo solidario. Este sistema caracteriza a Suiza y Alemania, pero se encuentran similitudes con Japón y con los países nórdicos.

El modelo anglosajón se originó en el seguro marítimo con los préstamos sobre riesgo a los cargamentos de los navíos venecianos y genoveses, y se preocupa más por el manejo especulativo del riesgo que por la seguridad. En la taberna de alguien llamado Lloyd, en Londres, se creó dicho modelo, basado en la probabilidad de riesgo, y así se originó el sistema que rige en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Estas dos estructuras difieren respecto al tratamiento de la pobreza, la seguridad social, los salarios y el ahorro. En Estados Unidos y Japón el pobre es visto como haragán, o desadaptado del mercado, en tanto que en Europa es visto como una víctima.

Mientras Europa concibe la seguridad social como un incentivo para el crecimiento, garantizando un ingreso mínimo, Estados Unidos e Inglaterra mantienen grandes brechas salariales. Margaret Tacher y Ronald Reagan miraban la seguridad social como un estímulo al parasitismo; de hecho, el sistema de afiliación universal a salud, impulsado por Obama, ha sido resistido por los republicanos, quienes han advertido que si ganan la presidencia revertirán esa política.

En Alemania y Japón, el ahorro es visto como una virtud nacional, mientras que en Estados Unidos se favorece el endeudamiento, buscando pagar menos impuestos, pues consideran al ahorro como menos eficiente porque priva al individuo del consumo presente. (Albert, 1992, págs. 15-17).

Ello explica que muchos norteamericanos, carentes de empleos, ingresos y activos, aceptaran deudas que no podrían pagar: los bancos empaquetaban las hipotecas en derivados financieros que transferían, esperando que al final el Estado los rescatara, pues eran ‘muy grandes para caer’. Así mismo, el gobierno estadounidense recurre al ahorro mundial para financiar su déficit, de modo que Reagan y Bush redujeron impuestos a los ricos, al tiempo que invadían Afganistán e Irak, financiándolo con la emisión de títulos públicos.

Mientras unos países eligieron el capitalismo sajón, que genera grandes inequidades, pero aumenta la rentabilidad e innovación, otras naciones europeas, la mayoría con gobiernos socialdemócratas, se enfocaron en la atención social, aunque con menor dinamismo económico.

Profesor, U. Nacional y externado
beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado