Beethoven Herrera Valencia
columnista

Chile, insurrección pensional

Los fondos de pensiones fueron la llave maestra del crecimiento económico de Chile en los últimos 35 años.

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
abril 16 de 2017
2017-04-16 06:10 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Chile fue precursor en privatizar las pensiones, bajo la dictadura de Pinochet, diseñada por su ministro de trabajo José Piñera, hermano de quien llegaría después a la presidencia de la República. Entonces, se cambió el sistema de reparto por uno privado, obligatorio y basado en cuentas individuales de capitalización, manteniendo a los militares y carabineros en el sistema público de reparto, al cual se calificaba de inviable.
La consecuencia es que los militares se jubilan con su último sueldo, y los policías con el promedio de los últimos seis meses de salario, muy diferente a las condiciones que se aplican a los demás trabajadores.

Para Piñera, los fondos de pensiones fueron la llave maestra del crecimiento económico de Chile en los últimos 35 años, pues sin ellos las empresas y bancos tendrían que haber recurrido a otras fuentes de financiamiento. Según un estudio del 2003, dirigido por Klaus Schmidt-Hebbel y Vittorio Corbo, más del 10 por ciento del crecimiento económico del país desde 1981 ha sido aportado por las inversiones de los fondos, causantes del conocido ‘milagro chileno’.

Las AFP tienen una participación entre 16 y 23 por ciento en las eléctricas Gener, Cólbun, ECL y Endesa; mientras que en Falabella o los bancos BCI y Santander, participan entre 4 y 6 por ciento. El total de afiliados en las Administradoras de Fondo de Pensiones es de 10’099.818, y 5’236.251 el número total de cotizantes. Desde el año pasado, ha estallado una serie de protesta contra las pírricas pensiones que están obteniendo quienes culminan su vida laboral: en total, el 79 por ciento de las pensiones están por debajo del salario mínimo, y el 44 por ciento ni siquiera supera el umbral de pobreza.

Es muy poco conocido que los empleadores no aportan a la seguridad social de sus trabajadores, en tanto que los trabajadores lo hacen 12,4 por ciento del sueldo, del cual se destina 10 por ciento para financiar el fondo de pensiones, 1 por ciento para el seguro de invalidez y el restante 1,4 por ciento para gastos y beneficios de las AFP. Cuando las mujeres cumplen 60 años y los hombres 65), pueden escoger entre un retiro programado o cobrar una renta vitalicia. Hoy, existen 6 compañías privadas (AFP) que administran casi 170.000 millones de dólares, equivalentes a dos tercios del PIB de Chile, según la Unidad de Datos de El Mostrador, a marzo de 2016.

Las AFP duplicaron sus beneficios entre el 2010 y el 2015 y los aumentaron 71,4 por ciento en los primeros nueve meses del 2015. Según el Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda), las administradoras de fondos de pensiones recaudaron 500.000 millones de pesos en abril, pero solo repartieron 200.000 millones entre los pensionistas chilenos.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor U. Nacional y Externado
Colaboración, Daniel Díaz.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado