Beethoven Herrera Valencia 'Falacias sobre el Obamacare' | Opinión | Portafolio
Beethoven Herrera Valencia

Falacias sobre el Obamacare

Tom Price, secretario de Salud y Servicios Humanos, dijo que el proyecto cubriría más gente que la ley Obama vigente, lo cual es una gran mentira.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
julio 30 de 2017
2017-07-30 06:57 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El senador republicano Mitch McConnell intentó impedir la difusión del informe de la Oficina de Presupuesto sobre la iniciativa republicana de reformar el Obamacare, a partir de la propuesta inicial del senador Ted Cruz, la cual prevé dejar excluidos a quienes padezcan enfermedades preexistentes. por su parte, la Casa Blanca calificó el informe de “noticia falsa”. Es época de la posverdad.

Como ha mostrado el nobel Paul Krugman, la Casa Blanca tiene un récord de mentiras, sin precedentes en la historia moderna de Estados Unidos, acerca del seguro de salud. Por ejemplo, el vicepresidente Mike Pence afirmó que la expansión del gasto médico en Ohio generó un desbalance en la ayuda a los discapacitados, pero dicho estado lo refutó.

Tom Price, secretario de Salud y Servicios Humanos, dijo que el proyecto del Senado cubriría más gente que la ley Obama vigente, lo cual es una gran mentira: no puedes cortar miles de millones en ayuda médica y subsidios y esperar que la cobertura aumente.

La Oficina de Presupuesto está aislada en la evaluación del programa republicano de salud, pero todos los grupos con conocimiento sobre el tema han llegado a la misma conclusión. De hecho, las dos mayores aseguradoras dijeron que la propuesta de Cruz no podría funcionar, y la Academia Americana de Actuarios ha rechazado el proyecto por las mismas razones, igual que la Asociación Médica Americana, quienes consideran que la propuesta es un salto a lo desconocido.

Antes del Obamacare la mayoría de los estados tenía un sistema de seguros desregulado, similar a la propuesta republicana, y muchos de estos estados tenían escasos programas –desfinanciados– de ayuda médica. ¡Y volverían a esa situación por efecto de los recortes propuestos!

Antes del Obamacare, en Texas el 26 por ciento de gente joven no estaba asegurada. La carencia de seguro podría no ser el único problema: muchas personas tendrían ‘seguros basura’, con deducibles tan largos, o con limitaciones en cobertura tan grandes, al punto de ser inútiles cuando se necesiten.

Aunque algunos individuos podrían estar felices con este resultado, los libertarios extremos no creen que hacer el sistema de salud accesible a aquellos que lo necesitan, sea un rol del gobierno; dejando a algunos ciudadanos caer en bancarrota o morir si se enferman, como el precio de la libertad, como ellos la entienden.

Los republicanos nunca abordaron con seriedad el problema de la cobertura universal como un derecho, y lo peor, aseguran estar haciendo lo opuesto de lo que realmente realizan: cobertura a más personas, hacer el sistema de salud más barato, protección a los ciudadanos con enfermedades preexistentes, entre otros.

Como concluye Krugman, ¡no se trata de un asalto solo a la salud, sino, además, a la verdad misma!

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado