Beethoven Herrera Valencia
columnista

Gates: impuesto a los robots

El Financial Time propone que sean los consumidores y no los empresarios quienes paguen dicho tributo.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
abril 02 de 2017
2017-04-02 04:24 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

La presencia de un robot coreano en una discusión en el Foro de Davos, el lanzamiento de vehículos sin conductor en varios países del mundo y el avance del internet de las cosas –que permite operar a control remoto las funciones básicas del hogar– han puesto en discusión los impactos de la cuarta revolución industrial en el empleo, la calidad de vida y las relaciones sociales.

Por ello es notable que Bill Gates, quien impulsa la inteligencia artificial, proponga que los gobiernos cobren un impuesto por utilizar robots para compensar los impactos que causan en el mercado laboral. En contravía de Gates, el Financial Time ha propuesto que, dado que los productos fabricados por robots son menos costosos, sean los consumidores y no los empresarios quienes paguen dicho impuesto.

Estas propuestas se inspiran en el propósito de reducir la desigualdad y promover el crecimiento. El experimento de más duración es el de Alaska, que creó un fondo de inversión en 1976 para que las petroleras entregaran parte de sus beneficios para compensar a los ciudadanos por explotar un recurso público no renovable, destinando el 25 por ciento de los ingresos que recibe Alaska.

A partir del reconocimiento de que cada vez mas actividades van a ser realizadas por robots, el fundador de Microsoft propone que el mencionado impuesto sea equivalente al salario, impuesto sobre la renta y aporte a la seguridad social que se causaría por un trabajador personal. Un estudio de la Universidad Oxford del 2013 sobre el impacto de la robotización en 702 oficios concretos, estima en 47 por ciento los empleos de Estados Unidos que están en riesgo de desaparecer, y el Banco Mundial estima pérdidas mayores en Argentina (65%), India (69%) y China (77%), coincidiendo con estimaciones de Brooklyn Institute, que calculó que entre el 2012 y el 2017 los robots industriales han aumentado de 1,2 a 1,9 millones.

Olli Kangas, director del Departamento de Estudios de Kella, en Finlandia, ha propuesto crear una renta básica universal a cada ciudadano de 550 euros en la fase piloto y 800 euros más adelante por la simple condición de ser ciudadano; y esta asignación reemplazaría todas las actuales prestaciones. El exministro francés y candidato presidencial, Benoit Hamon, ha propuesto la renta básica de 600 euros, que llegaría hasta 750 euros mensuales para todos los ciudadanos. Por su parte, en Suiza, en el 2016, el 77 por ciento de votantes se pronunció en contra de un ingreso básico, argumentando que ello desestimularía a los ciudadanos a trabajar.

Los robots permiten liberar a los trabajadores de tareas peligrosas y estimula una sociedad del conocimiento. El impuesto permitiría financiar el entrenamiento de trabajadores desplazados y programas para la tercera edad y niños especiales, de ingresos bajos y movilidad reducida.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor U. Nacional y Externado
beethovenhv@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado