Beethoven Herrera Valencia
columnista

Macron: libre para flexibilización laboral

Aunque Macron logró ascender a la presidencia de modo vertiginoso, hoy tiene un rápido descenso en la popularidad.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
agosto 07 de 2017
2017-08-07 04:49 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El senado francés dio luz verde al gobierno de Emmanuel Macron para reformar, mediante ordenanza, el Código Laboral, de modo que, de acuerdo con la metodología de las ordenanzas, el Parlamento no debatirá ni enmendará los textos, sino que serán consultados al comienzo y al final. ¡Un fast track!

La reforma propuesta va más allá que la pasada Ley Laboral, diseñada en el gobierno de Francois Hollande, la cual desató una severa crisis social con numerosas manifestaciones. Ahora, la mayoría gubernamental en el legislativo permite prever que la reforma pase sin obstáculos, aunque ya se han convocado varias protestas.

Luego de ser aprobadas en el Consejo de Ministros, las ordenanzas son publicadas una vez sean firmadas por el presidente, y se estima que esto será finales de septiembre para aprovechar la desmovilización social que producen las vacaciones de verano; pero esas ordenanzas deben ser ratificadas por el Congreso en un periodo establecido por ley, o no pueden entrar en vigor. Dadas las mayorías gubernamentales, ello no debería tener obstáculo.

Sin publicarse aún el articulado de la reforma que se introducirá, se conocen sus grandes líneas: pasar a la negociación a nivel de empresarial, no de sector/rama de actividad económica; fijar un ‘techo’ obligatorio a los pagos que habría que hacer por despido abusivo; autorización para despedir ‘masivamente’ en caso de que la actividad no sea rentable en Francia, aún si lo es a nivel mundial –lo que hoy se considera abusivo–, y permitir concluir los contratos una vez finalizada una misión, proyecto, obra, objeto del contrato.

Para finales de este año se espera una tasa de desempleo de 9,4 por ciento, y Macron se propone reducirla al 7 por ciento al final de su mandato en el 2022, siguiendo sus promesas de campaña.

Alemania –que lidera con Francia la Unión Europea– ha mantenido una línea de buen crecimiento con bajo desempleo, fortaleza exportadora y baja inflación a través de la austeridad monetaria y la flexibilización de las relaciones laborales, lo que ha motivado a Francia a adoptar las mencionadas medidas como condición para enfrentar la competencia inglesa, a Estados Unidos y a los países asiáticos.

Macron logró ascender a la presidencia de modo vertiginoso y sorpresivo porque se erigió como la alternativa viable para impedir una victoria de la extrema derecha representada en Ane Marie Le Pen; y pudo obtener una victoria holgada en la elección legislativa. La pugna con el alto mando militar y el retiro del máximo comandante, en medio de una disputa por presupuesto, le han producido un rápido descenso en la popularidad.

¡Todo permite prever que se avecinan tensas jornadas!.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor, U. Nacional y Externado
beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado