Beethoven Herrera Valencia

Trump creó su volcán

Elaine Kamarak, de Brookings Institute, ha declarado que “o Trump es culpable o acaba de cometer un error monumental”.

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
mayo 21 de 2017
2017-05-21 07:28 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Cada día trae una nueva controversia sobre Trump, y al cumplir 100 días de gobierno, en la rueda de prensa con Santos –en vísperas de su primer viaje al exterior– tuvo que recurrir al artilugio de decir next question para eludir la respuesta a cuestionamientos incontestables.

Ha propuesto eliminar ruedas de prensa, argumentando que los comunicados hacen más precisas las informaciones y evitan que los funcionarios caigan en contradicciones. La caída en su favorabilidad comienza a preocupar a líderes republicanos, y hay quienes comparan la destitución del director del FBI, James Comey, con la destitución del fiscal Archibald Cox por parte de Nixon, cuando investigaba la infiltración presidencial a la convención demócrata en Watergate. ¡Y Nixon tuvo que renunciar!

Los portavoces del gobierno argumentaron que la decisión de despedir a Comey obedeció a insatisfacción por la forma en que condujo una investigación sobre los correos electrónicos de la exsecretaria del Estado Hillary Clinton. En la audiencia ante el Legislativo, Comey se negó, en varias ocasiones, a confirmar si adelantaba una investigación contra el presidente, y antes bien pidió recursos para ampliar indagaciones sobre la influencia rusa; y había emitido órdenes judiciales para forzar la entrega de documentos a miembros de la campaña.

Trump reconoció que preguntó a Comey si estaba siendo investigado por el FBI, pero al pedido de ‘lealtad’ que el presidente le hizo, Comey solo le ofreció ‘honestidad’. El problema es que, inicialmente, la Casa Blanca afirmó haber despedido a Comey por recomendación del vicefiscal Rosenstein, pero, luego de que este amenazara con renunciar si seguían utilizando su carta como justificación, la Casa Blanca cambió su versión para tratar de justificar la salida de Comey.

La pregunta que irritó a Trump fue si había pedido a Comey abstenerse de investigar a Michel Flynn, asesor presidencial, a quien se le probó que en la campaña mantuvo contactos con Rusia, los cuales había negado. Ello obligó a Trump a exigirle la renuncia frente a las críticas por este perjurio.

Trump ha lanzado una amenaza: “mas le vale a Comey que no haya cintas de nuestras conversaciones antes de que él empiece a hacer filtraciones a la prensa”, sugiriendo que tiene grabaciones de esas conversaciones y que podría utilizarlas, pero sus asistentes no confirmaron ni negaron la existencia de las cintas. Así comenzó Nixon…

Elaine Kamarak, de Brookings Institute, ha declarado que “o Trump es culpable y está tratando desesperadamente de descarrilar la investigación, o acaba de cometer un error monumental. Si en realidad es inocente, sus acciones lo hacen ver culpable, y al actuar bajo impulso, muestra su poco conocimiento de la historia y su falta de respeto frente a las instituciones. ¿Y si es culpable? Bueno, ya todos sabemos a dónde conduce” (El Tiempo 14 -05-17).

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado