Beethoven Herrera Valencia

Alemania: ¿acreedor o deudor?

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
abril 13 de 2015
2015-04-13 12:14 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El hecho de que la posesión del primer ministro griego, Alexis Tspiras, no se hiciera en un rito religioso, sino ante una autoridad civil, y que la celebración, en lugar de fiesta, se hiciese frente al muro donde los nazis fusilaron a los griegos que se resistían a la ocupación, permitía prever que la deuda griega con Europa, y en particular con Alemania, tendría un enfoque político.

La ocupación nazi de Grecia (1941-1944) dejó 300.000 muertos, la infraestructura arrasada y la industria en quiebra. En 1942, los nazis forzaron al Banco Central de Grecia a emitir dracmas y entregárselas para financiar la estadía de las tropas alemanas, firmando por ello el correspondiente recibo. Por ello, Tsipras declaró ante el Parlamento que “Grecia tiene una obligación moral con su pueblo, con la historia, con todos los pueblos de Europa que han luchado y dado su sangre contra el nazismo”.

El anterior gobierno produjo en el 2013 un documento de 721 páginas que estima dicha deuda alemana en 184.000 millones de dólares, en tanto que el economista francés, Jaques Delpla, declaró al diario Les Echos ese reclamo moral en un monto de 580.000 millones de dólares, suma que más que duplica los 270.000 millones de dólares de la actual deuda griega.

La sugerencia griega de cruzar las dos deudas y hacer una condonación del déficit actual ha sido resistida por Alemania por el riesgo de que otros deudores reclamen similar indulto, y por considerar liquidado el tema de la deuda de la Segunda Guerra Mundial.

Tras seis meses de negociaciones, los 25 acreedores de Alemania firmaron el 8 de agosto de 1953, en Londres, un acuerdo que aliviaba la deuda alemana para facilitar su reconstrucción: condonó la mitad de su deuda, y el pago del saldo culminó el 3 de octubre del 2010. Alemania considera, entonces, que no hay sustento legal para revivir el tema, y analistas como Jacob Funk Kirkegaard, del Instituto Peterson de Washington, estiman que no se puede cobrar a los alemanes de hoy lo que hicieron las pasadas generaciones, a lo cual los griegos responden que la severa austeridad impuesta por Europa como condición para el rescate hace inviable la sostenibilidad de la economía helénica. Además, fue Alemania quien ejerció una ocupación que Grecia padeció.

El enfoque político que el nuevo Gobierno griego ha dado al manejo de su deuda fue explícito en la afirmación que Varufakis hiciera al lado del ministro alemán Wolfgang Schäuble, al recordar que el colapso económico griego ha aumentado la popularidad del partido neonazi y que la presión de reparaciones de guerra que Alemania debía pagar tras la Primera Guerra Mundial, generaron tal inconformismo, que fue capitalizado por Hitler para lograr el triunfo del nazismo en 1933 (New York Times, marzo 13/15).

Beethoven Herrera Valencia

Profesor, U. Nacional y Externado

beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado