Beethoven Herrera Valencia

El banco de los Brics

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
agosto 19 de 2014
2014-08-19 01:34 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Los presidentes del grupo Brics (Brasil, Rusia, India, China, Suráfrica) declararon que el banco que han creado “no nace en contra de nadie, sino a favor de nosotros mismos”, pero resulta evidente que se trata de una instancia alternativa al Fondo Monetario (FMI) y el Banco Mundial (BM), controladas por Washington desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.
La idea de un banco para los países en desarrollo fue propuesta por India en el 2012 y por ello tendrá la presidencia en la nueva entidad; el banco se declara abierto a cualquier país en desarrollo, pero sus fundadores mantendrán 55 por ciento del poder accionario.
Hay evidente asimetría en el sistema internacional: China representa el 16,1 por ciento del producto mundial y dispone solo del 3,81 por ciento de votos en el FMI; Japón, tiene el 6,23 por ciento, en tanto que Alemania cuenta con 5,81 por ciento, y Francia e Inglaterra, con 4,29 por ciento, cada uno. Estados Unidos, que tiene el 19,22 por ciento del producto mundial, dispone de 16,75 por ciento de los votos, lo cual le concede poder de veto, pues las decisiones requieren el 85 por ciento de votos.
Los intentos de reforma del FMI han sido inútiles y el convenio de revisión de cuotas, pactado en el 2010, no ha sido ratificado por el senado de Estados Unidos: mientras el G7 dispone del 43,09 por ciento de votos, los Brics, con 40 por ciento de la población, el 26 por ciento del territorio, mundial, el 25 por ciento del producto mundial y el 15 por ciento del comercio, solo tienen el 11,03 por ciento de los votos en el FMI.
El banco Brics, aboga por el desarrollo sostenible, tendrá 50.000 millones de dólares de capital suscrito para financiar infraestructura con el mecanismo de swap, entregando en moneda nacional el equivalente de lo recibido.Tendrá su sede en Shanghái, la presidencia será rotativa, el presidente del Consejo de Gobernadores será ruso y el presidente del Consejo de Directores, brasileño.
Adicionalmente, crearon un Acuerdo Contingente de Reservas, paralelo al FMI, que entregará divisas a países en crisis de liquidez y los aportes serán realizados por China (41.000 millones de dólares), India, Rusia y Brasil (18.000 millones de dólares, cada uno) y Suráfrica (5.000 millones de dólares).
Estas iniciativas fueron propuestas por Nicolas Stern y el nobel Stiglitz, quienes consideran que la actual estructura de financiamiento internacional para el desarrollo es insuficiente frente las necesidades: existen 1.400 millones de personas sin energía permanente, 900 millones sin agua potable y 2.600 millones requieren saneamiento básico; de modo que la inversión en infraestructura debería pasar de 800.000 millones a 2 billones de dólares anuales.
Los desembolsos que el FMI y el BM hacen (hasta 60.000 millones de dólares anuales) son claramente insuficientes, la empresa privada no asumirá estas inversiones con los riesgos que implica y los países desarrollados viven restricciones fiscales que les impiden recapitalizar las agencias multilaterales de crédito.
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado