Beethoven Herrera Valencia

Los descubrimientos del FMI

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
agosto 10 de 2014
2014-08-10 10:56 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

En reciente visita a México, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, destacó la creciente desigualdad que se observa en la economía y reconoció que las 85 personas más ricas del mundo tienen tanta riqueza como la mitad más pobre de la población mundial.

Esto no es noticia, pero tras el demoledor análisis de Piketty en su obra El capital en el siglo XXI, en la cual muestra la creciente concentración de riqueza que acompaña a la globalización, es difícil no reconocer un hecho tan evidente. Aun a pesar de las críticas de Sala i Martin y del Financial Times, el diagnóstico básico de Piketty coincide con los estudios que analistas como Noah han hecho para Estados Unidos.

Resulta paradójico que el FMI, que ha patrocinado rebajas impositivas a las multinacionales para atraer inversiones y ha apoyado los impuestos indirectos al consumo, ahora descubra que la pobreza persiste en el mundo. Fue además complaciente con la contratación desbordada de deuda externa por regímenes militares que se apropiaron de esos recursos y por ello esa época de endeudamiento fue perdida para el desarrollo.

Afirmó también Lagarde, que la desigualdad no es solo una cuestión moral, sino macroeconómica, pues “los países con mayor desigualdad experimentan un crecimiento más bajo y menos duradero”(Portafolio junio 27/14). Pero después de ocho décadas de la publicación de la obra de Keynes, resulta tardío que el FMI descubra que la desigualdad contrae la demanda y limita el crecimiento.

Si Michel Camdessus, gerente del FMI tuvo que renunciar por enviar a Tailandia notas elogiosas por su manejo macroeconómico en la víspera del colapso de 1977, y el mismo FMI invitó a Carlos Menem como presidente modelo dos años antes de la moratoria del 2001, resulta evidente que dicha entidad carece de competencia técnica o actúa cooptado por intereses políticos.

¿Cómo entender que Lagarde siga en su puesto, estando procesada en su país por haber sometido a arbitramento privado la demanda del magnate de Adidas Bernard Tapie, amigo del entonces presidente Sarkozy, pese a que involucraba al Banco Paribas de París, intervenido por el gobierno? Las instituciones multilaterales se financian con impuestos recaudados por los gobiernos miembros, y sería deseable una mayor exigencia ética para los funcionarios que las dirigen.

Invitó Lagarde a incluir a más población en los servicios financieros, sin referirse a las malas prácticas que han llevado a juicio a los bancos de Londres que manipulaban la tasa Libor, o a condenas en Estados Unidos contra bancos que concedieron hipotecas tóxicas, sin mencionar el amplísimo margen de intermediación que se observa en todos los países, donde, pese a la reducción de la inflación, las tasas activas se mantienen elevadas respecto de las tasas de captación y los servicios financieros son reconocidamente caros.

Beethoven Herrera V.
Profesor de las universidades Nacional y Externado
beethovenhv@yahoo.com

 


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado