Beethoven Herrera Valencia

Nueva cúpula europea

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
septiembre 21 de 2014
2014-09-21 08:43 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

En el 2013 se eligió el nuevo Parlamento Europeo, el cual a partir del Tratado de Lisboa tiene el carácter de colegislador con el Consejo de Ministros, y desde noviembre próximo el luxemburgués Jean Claude Juncker presidirá la Comisión Europea que cumple las tareas de Ejecutivo de Europa.

El Consejo Europeo, formado por los jefes de Estado o Gobierno tiene como objetivo impulsar propuestas para el desarrollo de la Unión, pero no es un órgano decisorio y se ocupa de orientar las políticas. A partir el primero de diciembre será presidido por el polaco Donald Tusk, quien reemplazará al belga Herman Van Rumpuy, y se ha desginado a la exministra itailiana, Federica Mogherini, como alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Estos nombramientos ocurren en un momento en que las tensiones con Rusia se acrecientan, la crisis económica persiste, el euroescepticismo aumenta y el Reino Unido amenaza con abandonar la Unión.

El conservador luxemburgués Juncker fue designado, con apoyo de la Canciller Merkel, pese a la oposición de Inglaterra y ha nombrado comisarios de países pequeños como Estonia, Letonia y Eslovenia. Para aplacar la resistencia inglesa, nombró al conservador Jonathan Hill como Comisario de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de Mercados de Capital y para mantener el balance nombró al socialdemócrta Pierre Moscovici, exministro de economía francés, en la cartera de Asuntos Económicos y Financieros. La designacion de los conservadores Jyrki Katainen (Finlandia) y Valdis Dombrovskis (Letonia) como vicepresidentes para el Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, y para el Euro y el Diálogo Social, respectivamente, va a generar conflictos entre las propuestas alemanas de austeridad y el impulso de Francia e Italia a los estímulos fiscales y monetarios.

Donald Tusk será el primer polaco en su cargo, y Mogherini, que ha sido cuestionada por su inexperiencia y su débil posición frente a Rusia, hace balance a la clara posición antirusa de Tusk. La elección de Federica generaba inquietudes en el este europeo, en los países vecinos de Rusia, y ella ha destacado como retos la paz y el combate al desempleo juvenil: “Nuestra prioridad debería ser una política económica que permita que el sueño europeo siga siendo un sueño y no una pesadilla”, afirmó.

Entre tanto, a Tusk se le critica su bajo dominio de idiomas internacionales y como es un europeísta convencido, espera culminar exitosamente el proceso de integración de los nuevos socios de Europa Central y Oriental.

Los graves retos que enfrenta Europa en el este por los movimientos separatistas en Ucrania, apoyados por Rusia, la decisión acerca de acompañar a Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico, y la persistencia de la crisis económica, conforman un escenario complejo. ¡Y para enfrentarlo, el nuevo liderazgo europeo parece disperso e inexperto!

 

Beethoven Herrera Valencia
Profesor, U. Nacional y Externado
beethovenh@hotmail.com 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado