Beethoven Herrera Valencia

Pissarides defiende a Chipre

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
abril 08 de 2013
2013-04-08 04:21 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El nobel chipriota ha criticado el ultimátum impuesto por la Unión Europea a su país, pues considera que destruirá al sector financiero y hundirá a la nación en la recesión. Pissarides explica el excesivo crecimiento del sector financiero por la invasión turca de 1974, que se apropió de la llanura fértil agrícola y obligó a buscar alternativas en las finanzas y el turismo.


Chipre mide 24 kilómetros de ancho y 100 de largo, su PIB es 0,2% de la Unión Europea, tiene un gravamen de 10% a las sociedades y es paraíso fiscal de británicos, chinos y, sobre todo, rusos, cuyos depósitos ascienden a 30.000 millones de euros.
La Unión Europea otorgó 10.000 millones de euros, a condición de que Chipre reúna 5.400 millones propios, y tras el rechazo del Parlamento a la propuesta de gravar todos los depósitos, se convirtió el 40% de los depósitos superiores a 100.000 euros, en acciones de esos mismos bancos.


Pissarides prevé el retiro masivo de depósitos y que las empresas saldrán golpeadas, pues los consumidores tendrán menos dinero disponible por la congelación de las cuentas –en el caso del Banco Laiki, por cinco años– y vaticina que el desempleo subirá del 15% al 25%, y a 50% en los jóvenes.
Esto significa un cambio. En Portugal e Irlanda los contribuyentes llevaron el peso del ajuste, con reducción salarial y de pensiones, aumento de impuestos y recorte de programas sociales.

 

El jefe del grupo de ministros de economía de la Euro Zona, Jeroen Dijsselbloem, advirtió que “eliminar el riesgo en el sector financiero para trasladarlo a los hombros públicos no es el camino”.


Tras cerrar diez días, los bancos limitaron a 300 euros el retiro diario, las transferencias al exterior se redujeron a 5.000 euros al mes, se limitó el cobro de cheques y el uso de tarjetas de crédito. Estas medidas contravienen el Tratado de la Unión, que garantiza la protección del ahorro y la movilidad del capital. Pero no habrían sido necesarias si se hubieran establecido controles al movimiento de capitales provenientes de actividades ilícitas, pues la nueva medida castiga igual a evasores llegados del extranjero y a ahorradores locales que han forjado su fondo de retiro.


Pese a la declaración de autoridades europeas en contra, todo apunta a que en el futuro se obligará a los depositantes en bancos a asumir pérdidas como parte del rescate.


El sector financiero chipriota equivale a 7 veces el PIB del país, en tanto que en Luxemburgo es 24 veces mayor que su PIB, por lo cual el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, ha dicho que la crisis de Chipre es resultado de un sistema financiero insostenible, y ha advertido que “Luxemburgo tendrá que explicar por qué su sistema financiero es tan grande”.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado