Beethoven Herrera Valencia

Qhapaq Ñan, el gran camino Inca

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
noviembre 10 de 2014
2014-11-10 11:37 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

“El gran camino del Inca, una de las obras más útiles, y al mismo tiempo más gigantescas que los hombres han ejecutado”. Alexander Von Humboldt.

Qhapaq Ñan, conocido como el gran camino Inca, se extendía por 50.000 kilómetros uniendo poblaciones de diversos escenarios territoriales con un sistema vial vinculante. Atraviesa seis países de América Latina a través de altas cumbres, quebradas, valles, selvas y desiertos costeros; facilitaba el tráfico de personas, mercancías, comunicaciones y el control por parte del imperio, pues estaba al servicio exclusivo del Estado: funcionarios, notables, soldados, cargadores o peones en tránsito. Para entender mejor el alcance de esta obra se puede decir que un extremo se encontraba en el río Angasmayo en Colombia (cerca de Pasto), atravesaba Ecuador, Perú y Chile pasando por Bolivia, hasta llegar a Argentina. El tramo más famoso es ‘el camino del Inca’, que va desde Cuzco hasta Machu Picchu.

Utilizado en el siglo XV y comienzos del siglo XVI, tenía como eje central el Camino Longitudinal de la Sierra: en el primer tramo, Cusco-Jauja,cabe resaltar el hermoso puente rústico Maucachaca y el paso por las fuentes termales de Cconoc, en tanto que el tramo Jauja-Pachacáma de 222 km, atraviesa la cordillera y facilita el acceso al adoratorio y nevado de Pariacaca, dios del agua y del rayo.

En Ollanta y Tambo-Lares, se encuentra el Valle sagrado de los Incas, que recorre Pisac, Urubamba, Maras, Moray y Chinchero, y en el recorrido Cusco-Desaguadero, con 524 kilómetros, está el parque arqueológico de Piquillacta.

Qhapaq Ñan, fue inscrito por el Comité del Patrimonio Mundial con el propósito de catalogarlo, preservarlo y darlo a conocer como sitio de importancia cultural para la herencia común de la humanidad. Por tres años, el Centro de Patrimonio Mundial colaboró con los gobiernos de seis países en un proyecto pionero: la preparación de una sola nominación para la inclusión del Qhapaq Ñan en la Lista del Patrimonio Mundial, con un proyecto de cooperación regional original e innovador. Finalmente, la oficina de la Unesco (Lima) participó, con autoridades de Perú, Chile, Colombia, Ecuador, Argentina y Bolivia, en la celebración de la declaración del Qhapaq Ñan o camino Inca como Patrimonio Mundial Unesco, evento realizado el 25 de junio en la fortaleza preincaica de Pachacámac, cerca de Lima.

Como expresara en dicho acto el presidente, Ollanta Humala, “el camino Inca permite hermanar a todas las comunidades de América del Sur e intercambiar productos y cultura, además de fomentar la unidad”.

La publicación que sobre Qhapaq Ñan han hecho Timoteo Guijarro y Antonio Gargate para el Ministerio de Cultura de Perú, constituye un valioso esfuerzo para recuperar el recorrido del gran camino del Inca y visibilizar para turistas y estudiosos los principales atractivos que se pueden visitar.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor, U. Nacional y Externado
beethovenhv@gmail.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado