Beethoven Herrera Valencia

Un siglo de la Gran Guerra

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
julio 06 de 2014
2014-07-06 09:24 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Al ingresar a la Primera Guerra Mundial, el presidente Wilson dijo que era “la gran guerra para acabar con todas las guerras”, pero Keynes, en su obra Las consecuencias económicas de la paz, sostuvo que en el Tratado de Versalles quedaron sembradas las semillas de la Segunda Guerra Mundial. Tras la Primera Guerra y después de 20 millones de muertos, se crearon 18 nuevos Estados, se modificaron las fronteras de ocho países y el PIB mundial decreció 40 por ciento entre 1914 y 1918.

Esa guerra marcó el fin del patrón oro, consolidó la dominación del dólar; Alemania perdió sus colonias en Camerún, Namibia, Kenia, Ruanda, Burundi y Togo, la democracia se hizo dominante en Europa y para compensar los sacrificios de esa guerra, se adoptaron los Estados de Bienestar.

Tras derrotar a Alemania en la guerra franco-prusiana y en la Primera Guerra Mundial, Francia exigió en Versalles imponer a Alemania compensaciones por lo daños causados, a lo cual se opuso Keynes, como delegado del Reino Unido. Alemania, también devastada por el conflicto, no tenía capacidad de pago y las sanciones traerían el revanchismo alemán. Sus razones no fueron atendidas y Keynes escribió el mencionado texto tras retirarse de la conferencia.

La Primera Guerra Mundial estuvo marcada por el uso del acero y el plomo, ferrocarriles para movilizar masivamente las tropas, uso de artillería con cañones móviles, fortificaciones de campaña y el fusil de cerrojo. Se comenzaron a usar los submarinos, la artillería aérea, los tanques y los gases tóxicos, y ello explica su letalidad.

Las atrocidades de ese conflicto fueron retratadas en la obra Sin novedad en el frente, de Remarque, quien pretendía narrar la vida de una generación de hombres que, a pesar de haber escapado a las balas, fueron destruidos por la guerra. Su obra llevada al cine ganó dos premios Óscar, pero Hitler la colocó en la lista de libros para ser incinerados y el autor, quien se opuso al racismo, debió exiliarse.

Rusia zarista, que participaba en la Entente con Francia e Inglaterra, vivió la revolución bolchevique y tras la victoria de Lenin firmó, en 1918, La Paz de Brest-Litovsk, dejando libre el flanco oriental a Alemania y Austria, pero ello fue balanceado por el ingreso de Estados Unidos en la Guerra por el bombardeo de Alemania a barcos mercantes. Además, se había revelado el mensaje de Zimmerman, secretario exterior de Alemania, proponiendo a México aliarse con Alemania, con la promesa de recuperar Texas, Nuevo México y Arizona.

La Gran Depresión, una década después y la Segunda Guerra, dos décadas después, dieron la razón a Keynes, y en la segunda posguerra se adoptó el Plan Marshall para la reconstrucción, en contra de la propuesta de Harry Dexter White de agrarizar a Alemania para prevenir nuevas guerras.

 

Beethoven Herrera Valencia
Profesor, U. Nacional y Externado
beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado