Beethoven Herrera Valencia

Varoufakis y el resentimiento europeo

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
abril 27 de 2015
2015-04-27 12:41 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

La conmoción causada por el cambio de estilo y discurso de las nuevas autoridades griegas, ha derivado en rechazo a sus propuestas y la forma desenvuelta que utilizan el primer ministro Alexis Tsipras y su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis. Se pueden ver en la prensa europea, fotos de la mansión que este último comparte con su rica esposa, muy cerca del Partenón (ABC, marzo 15/15, tomado por París Match).

Ante estos ataques, el Ministro responde que se trata de un distractivo para evadir su argumentación planteada desde el 2010, cuando hizo campaña contra un enorme préstamo nuevo de Europa para pagar a los bancos franceses, alemanes y griegos. El Ministro ha retomado su argumento para decir que los nuevos préstamos no representan un rescate para Grecia, sino una cínica transferencia de las pérdidas de los bancos hacia los ciudadanos más vulnerables de Grecia: más del 90 por ciento de los 240.000 millones de euros que Grecia pidió prestados fueron a los bancos y no al Estado, o a los ciudadanos griegos.

Además, advertía que las condiciones de austeridad para el rescate destrozarían los ingresos de los griegos, haciendo imposible pagar la deuda; en cambio los griegos adinerados ya habían trasladado sus depósitos a Fráncfort y Londres. Igualmente, Varoufakis considera engañoso presentar el rescate como un acto de solidaridad, cuando, en la práctica, el costo se descarga sobre los ciudadanos (con un IVA del 36 por ciento), afectando la cohesión europea. ¡Europa se ha vuelto así, contra sí misma!

El Ministro concluía que antes de cualquier préstamo, Grecia debería reestructurar su deuda y suspender parcialmente pagos a acreedores privados, pero su propuesta fue omitida por considerarla muy radical. Su criterio es que debe impedirse que se transfieran deudas privadas a los ciudadanos que han perdido una cuarta parte de sus ingresos, en tanto que el país sigue en crisis y ha tenido que recurrir a nuevos préstamos. Contra esa austeridad, se levantó Tsipras en su campaña. (yanisvaroufakis.eu publicado en Project Syndicate 2015).

Un indicador del grado de confrontación es la amenaza del Ministro de Defensa griego, el nacionalista Panos Kamenos, quien afirmó que “deben saber que si asestan un golpe a Grecia, daremos papeles a los inmigrantes para que vayan a Berlín” (El País, marzo 10 de 2015).

La confrontación ha aumentado y mientras las autoridades griegas se oponían a negociar con la Troika (BCE, FMI, Consejo Europeo), la canciller Merkel negaba el carácter interlocutor a Varoufakis, cuya locuacidad ha dejado perplejo al ministro Schäuble.

Mientras los alemanes consideran imprevisibles e irresponsables a los líderes griegos, estos amenazan con convocar un referendo acerca de la continuidad de Grecia en la Unión Europea.

Y Tsipras denuncia que "Europa tiene una soga en el cuello de Grecia".

Beethoven Herrera Valencia

Profesor, U. Nacional y Externado

beethovenh@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado