Beethoven Herrera Valencia

El yuan en escena

Beethoven Herrera Valencia
Opinión
POR:
Beethoven Herrera Valencia
agosto 18 de 2015
2015-08-18 01:15 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

La devaluación del yuan en 5 por ciento –tres movimientos consecutivos en la misma semana– ha conmocionado los mercados internacionales. Aunque las autoridades chinas han advertido que se completó el proceso de ajuste cambiario, sus socios comerciales han declarado que eso los afecta y que China ‘manipula’ su divisa.

EL TLC de China con Corea del Sur permite utilizar sus propias monedas; y en el acuerdo de China con el Reino Unido, que permitió el ingreso británico al recién creado Banco Asiático de Infraestuctura, se aceptó la posibilidad de que el yuan sea aceptado en la city londinense. Actualmente, solo se usa de manera marginal, pues no es totalmente convertible y no existe libre movilidad de capitales, pero China ha abierto el mercado de obligaciones interbancarias a inversionistas extranjeros, alentándolos a aceptar yuanes cuando hacen negocios con este país, y para ello, ha firmado acuerdos con Hong Kong, Malasia y Bielorrusia.

China ha anunciado reformas encaminadas a aumentar la liquidez del yuan, mediante una expansión cuantitativa, ‘con características chinas’; sin embargo, cumplir su deseo de que su moneda sea incluida en la cesta de divisas –que sirve de base a los Derechos Especiales de Giro (DEG), la moneda del Fondo Monetario Internacional (FMI)–, no parece fácil ni próximo. En el foro de Desarrollo de China 2015, Christine Lagarde, directora del FMI, expresó su aprobación, pero la recesión y la crisis bursátil podrían obstaculizar el proceso.

A China se le exige que abra las cuentas de capital y que acelere las reformas económicas. Se estima que actualmente las reservas mundiales en yuanes son de tan solo 2,5 por ciento, pero para el 2025 esta cifra podría aumentar al 10 por ciento. Si bien el yuan podría aportar liquidez, sobre todo en la financiación del comercio, es improbable que logre neutralizar la subida de intereses en Estados Unidos por el restringido número de mercados en los que opera el yuan y su falta de liquidez. Además, la reciente crisis bursátil en China, podría afectar la confianza internacional en su economía y, por ende, en su moneda.

Hay quienes se oponen al proyecto como Colin Moore, gerente global de Columbia Threadneedle Investments, quien expresó que “dada la importancia de China en el comercio mundial, es razonable que la junta directiva del FMI considere incluir al yuan en la canasta de monedas DEG, pero para mí no es claro que actualmente cumpla con los criterios para ser incluido” (Portafolio 9/8/15).

Igualmente, voceros del FMI han recomendado aplazar hasta septiembre del próximo año la inclusión de la moneda china en la canasta, argumenando que no se deben alterar los mercados al inicio del año. (Portafolio agosto 4/15). Sin embargo, pareciera tratarse de una estrategia de dilación frente a un hecho inevitable.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor U. Nacional y Externado
Colaboracion de Laura Junca.
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado