Bruce Mac Master
análisis

Todo el potencial Caribe

La costa Caribe colombiana tiene las condiciones para convertirse  en un jugador de talla mundial.

Bruce Mac Master
Opinión
POR:
Bruce Mac Master
mayo 24 de 2016
2016-05-24 06:42 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5f74f2f9c6.png

El Foro Económico Mundial lo dice con elocuente claridad: “las ciudades han sido el motor de productividad y crecimiento a lo largo de la historia, y serán esenciales para el futuro crecimiento y competitividad de las naciones y regiones”. La socióloga Saskia Sassen, quien en el 2013 ganó el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por sus aportes al entendimiento de la globalización, también ofrece una visión diáfana sobre la importancia de las ciudades región en el mundo actual y futuro: “la red de ciudades globales se ha ampliado en la medida que más firmas se involucran en dinámicas globales y entran en un ámbito de crecientes economías locales en el extranjero”.

Estas dos premisas –entre una extensa bibliografía– sirven de faro para comprender por qué hemos decidido unir esfuerzos para convertir a la región en un competitivo jugador de talla mundial. Vale anotar que además del grupo inicial de convocantes es necesario que todos los actores de la sociedad participen de la iniciativa. Academia, medios de comunicación, empresarios, gobiernos regionales y locales y los demás estamentos de la sociedad civil hacen parte de esta convocatoria y son vitales para que la misma sea haga realidad y sea perdurable en el tiempo.

Cartagena, Barranquilla y Santa Marta actuarán como el nodo central de una región Caribe proyectada como una ciudad-región de talla mundial. Su posición geoestratégica, su rica cultura, sus abundantes recursos naturales, su inagotable talento humano y la proximidad entre esas tres capitales son algunas de las razones que hacen pensar que el Caribe tiene el potencial para alcanzar una significativa relevancia internacional. Sin embargo, en su dimensión ampliada la iniciativa cobijará a San Andrés y Providencia, Santa Catalina, Córdoba, Sucre, Cesar, La Guajira y el Urabá antioqueño, región que tiene todo el potencial para convertirse, por ejemplo, en la despensa alimentaria de la cuenca del Caribe.

OPORTUNIDADES Y RETOS

Necio desconocer las oportunidades logísticas con las que cuenta el Caribe colombiano: tiene conexión con los cinco continentes por medio de 37 líneas navieras (hay 42 rutas que llegan a 526 puertos de 143 países), ocho zonas portuarias, 36 zonas francas y dos aeropuertos internacionales, por destacar algunas de sus facilidades. A esto se suma su inmejorable posición geográfica que le permite estar a 2,5 días de la Florida y a 5 días de la costa este de Estados Unidos en transporte marítimo.

También hay que resaltar los incentivos tributarios que favorecen la creación de empresas, así como la diversa gama de parques industriales instalados en esta región. Además, vale la pena anotar, que en el Caribe colombiano hay 53 instituciones de educación superior activas, lo que revela un potencial para la capacitación del talento humano.

Pero así como ya hemos detectado las oportunidades existentes, también hemos definido los principales retos que deberá sortear esta ciudad-región para inscribirse en las ‘grandes ligas’ de la competitividad. La lucha contra la corrupción, el liderazgo confiable, la consecución de la equidad y la superación de la pobreza, el fortalecimiento del sistema educativo, la confiabilidad de los instrumentos e instituciones políticas y así mismo la creación de una visión única regional.

Para que esta idea se materialice y perdure es clave una cercana coordinación entre el sector público y privado, así como una precisa sincronía regional. La concertación de múltiples actores y la cohesión social también son pilares para el éxito de esta iniciativa que, además, debe contar con una plataforma de desarrollo económico y social que permita la interacción con otras redes globales.

La estrategia que nos permitirá desarrollar este ambicioso proyecto consta de cuatro etapas en las que ya hemos avanzado: i) conformación de grupos y mesas de trabajo sectoriales; ii) identificación académica y técnica de ventajas de la ciudad-región frente al mundo; iii) conformación de la comisión de Ciudad Caribe Colombia, y iv) la celebración de un encuentro regional convocado por el sector privado y la sociedad civil para definir la agenda temática y los pasos a seguir para que esta iniciativa llegue a buen puerto.

Justamente, los quiero invitar a que participen de este encuentro, que se realizarán los próximos 26 y 27 de mayo en el Centro de Convenciones de Cartagena. En esta cita debemos marcar el rumbo que el Caribe debe emprender para que el Caribe colombiano se convierta en un jugador de talla mundial perdurable y realmente competitivo.

Bruce Mac Master
Presidente de la Andi

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado