Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Martes 30 de Septiembre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Brújula / De mal en peor

Abril 20 de 2013 - 7:25 pm



Si alguien creía que la industria y el comercio habían comenzado a ver la luz al final del túnel, los datos del Dane dejan en claro que ese todavía no es el caso.

Tal es la conclusión que se desprende de los sendos reportes dados a conocer el viernes pasado, por la entidad encargada de las estadísticas.

El balance más inquietante lo dio la muestra mensual manufacturera, con corte a febrero. Según el informe, la producción real del sector fabril tuvo una disminución del 4,5 por ciento en dicho periodo, en comparación con el 2012. Adicionalmente, 34 de los 48 ramos analizados tuvieron un saldo en rojo.

Dentro de las actividades de peor desempeño sobresalen hilatura y tejeduría (descolgada del 23,9 por ciento), hierro y acero (-15,9 por ciento), ingenios (-11,3 por ciento) y molinería y almidones (-10,6 por ciento).

En contraste, refinación del petróleo, lácteos, otros productos alimenticios y otros tipos de transporte, tuvieron un repunte.

La contracción de febrero confirma que la recesión industrial se prolonga y que darle la vuelta a las cifras va a ser todo un reto.

En el primer bimestre del 2013 el acumulado muestra una caída del 3,1 por ciento, mientras que 30 de 48 sectores se retraen. Y las esperanzas de una reactivación en marzo son nulas, no solo porque el viento sigue soplando en contra, sino por el efecto estadístico de la Semana Santa.

Para completar el complejo panorama, hay que señalar que el empleo manufacturero también disminuyó en 1,9 por ciento, lo que es una mala noticia.

En momentos en que la economía pierde ritmo, el alza en la desocupación en este campo puede dar origen a un círculo vicioso.

En comparación, el comercio se puede dar por bien servido. Las ventas de los almacenes crecieron 0,6 por ciento en febrero, y si se excluye el capítulo de vehículos automotores, el aumento llegó al 2,9 por ciento. Por su parte, en lo corrido del año los incrementos son del 1 y 2,9 por ciento, respectivamente.

Tales datos no son muy alentadores, pero al menos hay áreas que sacan la cara.

Ese es el caso de líneas como equipos de informática o calzado y artículos de cuero, con alzas del 16,9 y el 8,4 por ciento, respectivamente. Además, el personal ocupado subió en 4,5 por ciento.

Lo anterior revela que la desaceleración sigue y apunta a que el primer trimestre será malo. Por ello, solo hay que esperar que el mentado plan de choque funcione, a ver si se salva el año.

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad