Camilo Herrera Mora

¿Por qué cambió el dato del PIB?

Camilo Herrera Mora
Opinión
POR:
Camilo Herrera Mora
abril 02 de 2013
2013-04-02 05:45 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Son muy incómodas las suspicacias, las interpretaciones sin base y la creación de verdades a medias por el manejo de una información incompleta. Si bien es cierto que el Dane revisó sus datos del PIB en 2010, 2011 y 2012, no es cierto que sea por una nueva metodología, ni tampoco que es una manipulación de datos.

Desafortunadamente, en diferentes espacios donde he estado ha tomado carrera la idea que el Dane cambió las cifras porque el Gobierno necesitaba esos datos y que por eso los cálculos no acertaron. Muchos fallamos en las estimaciones porque este cambió, pero no por eso se debe decir que las cifras fueron manipuladas, lo que ocurrió es que las fuentes ajustaron sus reportes.

El Dane en su cambio de metodología a cuentas nacionales base 2005 informó claramente que las cifras que se presentan son preliminares, y serán sujetas a revisiones, porque pueden existir revisiones de datos desde las fuentes mismas. Esto nos deja en claro que el Dane solamente unifica información que se le presenta de diversas fuentes, y si estas cambian sus datos por un ajuste de activos, cambios en existencias estimadas o inclusive por concepciones contables como la diferencia entre un desembolso y un ingreso, lo cual fue claro en los temas de infraestructura.

Personalmente debo admitir que fui uno de los primeros sorprendidos con el cambio en los números, pero no me quedé con la duda y comencé a indagar y no solo encontré razones técnicas claras, sino que el mismo director del Dane las explicó en la rueda de prensa, pero por algún motivo estás no llegaron a los medios.

¿Cambios? Muchos. Mas el cambio en los datos no cambió la tendencia, o de lo contrario la situación hubiera sido insostenible, debido a que, por primera vez en mucho tiempo, el dato del PIB anual se convirtió en un elemento político por el momento del país, por la diferencia de datos esperados por el Banco de la República, el Ministerio de Hacienda y el mismo Presidente. Acá radicó el problema del Dane: el dato presentado fue igual al esperado por el Presidente y eso desembocó todos los comentarios.

¿Se equivocó el Dane? No. Se podría pensar que se cometió un error en medir la situación política para hacer la actualización de los datos, pero el momento técnico no es el político; sí cometió un error al explicar el cambió metodológico en la rueda de prensa y no meterlo en los comunicados de prensa, y bien pudo convocar a un equipo independiente previo que validara el ajuste de los datos por el cambio en las fuentes.

Es claro que el Dane tiene una enorme capacidad técnica, pero no política.

¿Queremos aceptación total de las cifras? Fácil, que revivan el proyecto de declarar al Dane como un ente independiente, logrando que todos los interesados crean en las cifras de alta calidad que se producen desde hace años, y no quede manto de duda sobre sus metodologías y objetivos; porque al final, “las estadísticas nacionales son el resultado de todos y no de un gobierno”, como lo afirmó Lleras de la Fuente en su fundación.

Camilo Herrera Mora

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado