Camilo Herrera Mora

Consumiendo moda

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
enero 21 de 2014
2014-01-21 12:13 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

¿Por qué todos los días usted se viste diferente?, ¿por qué cambia de ropa?, ¿por qué compra una camisa nueva, una corbata o zapatos?

Porque la moda siempre nos sorprende con una mejor respuesta a nuestras cotidianas necesidades.

La moda, entendida como la satisfacción de la necesidad de vestirse, identificarse, apropiarse y comunicarse por medio de prendas con la última tecnología, estética, narrativa social y una mejor propuesta de satisfacción de las necesidades inherentes al vestir, es un mercado más complejo que ser la parte light de un noticiero.

La comida, la vivienda y el vestuario son las tres industrias que, sin duda, han regido la historia de la humanidad, y lo seguirán haciendo por mucho tiempo. Estos tres mercados explican casi el 50 por ciento del consumo de hogares en el mundo y cerca del 55 por ciento de la generación de valor en la economía.

La industria de la moda no debe entenderse como una industria ligera, es un gran generador de empleo, valor agregado y utilidades, es motor fundamental del comercio internacional.

Algunos pontifican que es efímera, que tiene obsolescencia programada y que no es necesaria, otros han visto cómo en casi todos los procesos de desarrollo industrial la moda ha estado involucrada, incluida la Revolución Industrial y la moderna esclavitud.

El consumo de la moda va desde vestirse para protegerse del clima hasta comunicar quiénes somos. Pasa por códigos complejos y la anarquía absoluta. Hasta la fecha, vestirse es una necesidad social fundamental, al punto que es delito estar desnudo en las calles, pero no los es andar mal vestido, pese a que la estética que la moda aporta mejora la sensación de calidad de vida, porque todos nos vemos beneficiados de la forma como se visten los demás, causando que el consumidor final de moda no solo sea quien la viste, sino quien la disfruta.

¿Cómo es esto en Colombia? En el 2013, las ventas de moda crecieron 8,1 por ciento con respecto al 2012, según Inexmoda-Raddar, siendo un dinamizador del comercio y el producto que más satisfacciones le dio al consumidor en costo-beneficio. En el país, este mercado es estratégico y gracias a Inexmoda se desarrollan eventos como Colombiatex esta semana en Medellín, que evidencian el poder del sector y logra grandes oportunidades de negocios.

La industria de la moda en Colombia pasa por una transformación importante, poniendo al consumidor en el centro de la construcción de valor, y ha comenzado a explicarle al mercado, a las instituciones, a los medios y a los compradores la necesidad de consumir, llevando la moda a ser vista más que como un mundo de belleza y pasarelas, como un mercado de 17 billones de pesos, más de 5.000 marcas compitiendo y un mercado local de 47 millones de consumidores.

Estas reflexiones industriales y sociológicas explican una industria mundial de cerca de 42 prendas per cápita producidas al año, mostrando que la gente sigue comprando, aunque la ropa no se consuma físicamente, pero sí conceptualmente, debido a la innovación en materiales, producto y tendencias: siempre habrá una prenda nueva que responda mejor a una necesidad y a un precio menor.

La ropa es el primer producto que consumidos y el último que usamos.

Camilo Herrera M.

Presidente Raddar

camiloherreraraddar@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado