Camilo Herrera Mora

Inflación 2015

Camilo Herrera Mora
Opinión
POR:
Camilo Herrera Mora
octubre 28 de 2014
2014-10-28 12:49 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Es muy probable que la inflación del 2014 se situé por encima del 3 por ciento, siendo más de 0,5 puntos porcentuales adicionales que el 2013, teniendo un crecimiento cercano al 25 por ciento con respecto al año anterior. Esto no solo significa la inflación más alta de los últimos 6 años, sino el cambio más rápido de un periodo a otro.

Cerca del 50 por ciento del IPC es medido por los precios de los servicios en el país (desde comidas por fuera de casa, hasta viajes turísticos, pasando por servicios públicos) y muchos de estos definen sus alzas en función de la inflación el año anterior, como es perfectamente claro en el rubro de arriendos. Por lo tanto, una mayor inflación en los servicios pondrá una presión inflacionaria en el 2014, que en años anteriores se diluyó por la caída de precios de los bienes semidurables y durables, debido a la guerra de promociones y la revaluación, la cual parece que llegó a su fin y comienza una senda contraria, presionando el aumento de precios o por lo menos su continuidad.

También se podría pensar que el menor valor del petróleo bajaría el precio de la gasolina, pero este efecto se reduce con el aumento del valor del peso frente al dólar. Así, es claro que existen presiones inflacionarias en el horizonte.

Estas presiones se oirán en el debate por el aumento del SMLV, en el cual los sindicatos presionarán por un mayor aumento y los gremios demostrarán que la productividad no fue tan alta pese al buen aumento del 2014, causando que sea muy difícil que se llegue a una decisión en conjunto sobre esta materia.

Este entorno se presenta como un posible problema, pero también como una enorme oportunidad para el mercado, ya que en un entorno de alzas de precios es posible hacer los ajustes requeridos y sincerar los precios de los productos, porque las condiciones de la guerra de precios han cambiado y se abre una pequeña brecha para mejorar los márgenes.

Esta es la cuota inicial del planeación económica y financiera para el 2015, en la cual aumentar el SMLV no será una señal contundente para el sector privado, porque la evidencia muestra que en los años en que más aumenta el salario, la demanda no se comporta con la mejor dinámica, como ha ocurrido en el 2014.

Presiones por inflación causada, devaluación y ajuste de precios son un entorno que quizá el Banco Central ya analizó y comenzó su alza de tasas, pero esto solo afecta a los hogares en algunos bienes, ya que el gasto en servicios seguirá siendo creciente y el costo de los bienes frecuentes pude seguir presionando por alimentos como ha ocurrido este año, reduciendo más el ingreso disponible de los hogares, que miran con prudencia el aumento de tasas del Emisor y prefieren moderar sus gastos apalancados en crédito.

Por esto, una inflación moderada puede significar en un hogar lo suficiente para continuar en la prudencia de compra, que comenzó el pasado mayo y puede extenderse hasta diciembre del 2015. La dinámica del mercado en el 2014 dependerá del alineamiento de las políticas del Gobierno y las del sector privado para lograr que el consumo de hogares crezca igual o más que el PIB, y la gente del común sienta el crecimiento económico.

Camilo Herrera Mora
Presidente de Raddar
camiloherrera@raddar.net


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado