Camilo Plazas Michelsen

Un viaje al corazón de la Data

Camilo Plazas Michelsen
Opinión
POR:
Camilo Plazas Michelsen
julio 07 de 2015
2015-07-07 04:17 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5f9b3e95fc.png

El marketing y la publicidad ya no giran alrededor del mensaje y la comunicación, hoy trata también del journey, o camino que deciden las marcas recorrer con los usuarios. Esto va más allá del estar en el momento preciso.

Cuando los equipos de marketing y agencias de publicidad –incluso muchas digitales– en Colombia oyen hablar de conceptos como big data o business intelligence, estos fundan cierto rechazo, generan temor y confusión, lo que redunda en que, pocas veces, se logren adaptar a una cultura organizacional creativa en torno a un verdadero análisis de datos, que va más allá de los analytics tradicionales gratuitos que encontramos en la web.

Hay clientes que creen que la data es un lenguaje incomprensible o que solo puede ser traído a la vida por genios exorbitantes como Sheldon Cooper. La realidad es otra, no hay nada más divertido e inspirador que la data. Por eso, es importante que la industria creativa y los grandes generadores de ideas, realmente involucren la data en sus procesos creativos, esto incluye a los grandes equipos de marketing y, por supuesto, a las agencias de publicidad enfocadas a cualquier disciplina.

Lo primero que hay que apreciar es que la data y su procesamiento funciona como los medios, y se divide en tres tipos de data: la que se genera a través de nuestras interacciones, la que logramos analizar al trascender nuestras propias plataformas, y la que podemos adquirir de otras compañías. Esto lleva a entender que las empresas deben concebir cuáles son sus fuentes de recolección de datos, si son externos, de tipo macro, o externos del negocio, en los cuales se mueve la compañía, o de tipo interno, como los datos que arrojan nuestras transacciones, y finalmente la data de los consumidores, que son almacenados en nuestros activos digitales.

Cuando cruzamos esos modelos de data, nos encontramos con un mundo fascinante de inspiración, que lleva a la verdadera disrupción, y a ofrecer al cliente una oferta que realmente necesita, es decir, comunicación útil que le aporta y da solución a sus problemas diarios. De aquí parte la llamada useful idea (idea útil), que, sin duda, va más allá de la famosa big idea (gran idea).

En este marco está el reto de los entusiastas y creadores de ideas innovadoras, en ser altamente creativos para lograr grandes resultados de negocio, incorporando herramientas de geolocalización y del internet de las cosas que permitan saber, en tiempo real, si existe un plan bien estructurado, anticipar tendencias, o relacionarse con información 100 por ciento relevante con cada uno de los consumidores.

Un viaje al corazón de la información permitirá a las agencias y al personal de marketing, cambiar la vida a las personas; hay que dejar de lado interrupciones inútiles al consumidor y ofrecerle valor agregado dentro de la cotidianidad. Es el momento en que el marketing toma las riendas de las relaciones, y todo esto se logra si los protagonistas de la comunicación, desde un número, sumado a otro número, logran una idea útil.

Camilo Plazas Michelsen
Director general de ID Interactive
camilo.plazas@imagendigital.co

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado