Carlos Angulo Galvis

Estudiar en Colombia paga

Carlos Angulo Galvis
Opinión
POR:
Carlos Angulo Galvis
febrero 09 de 2015
2015-02-09 02:00 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb6757445b9.png

El futuro del mundo está en la juventud. Los mayores tenemos la responsabilidad de contribuir con el ejemplo a su formación y a ayudar a que tomen las decisiones adecuadas, para que su proceso educativo sea el más ajustado a sus intereses y habilidades y contribuya al progreso de Colombia.

Todos los peldaños de la escalera de la educación tienen una importante función que cumplir. En el caso de los colegios, no solamente la de preparar para el peldaño siguiente, sino la de asesorar para que la selección de sitios y área de estudios sea acertada. Los colegios organizaban anteriormente excursiones a diversas regiones del país, desconocidas para la gran mayoría de los estudiantes. Conocían, así fuera de manera, pasajera, las características de las regiones, las formas de vida y los problemas del desarrollo. Con unos presupuestos limitados, las excursiones contribuían a desarrollar amor al terruño, a observa las difíciles condiciones de vida de sus habitantes y los contrastes.

En los últimos años, parcialmente por las condiciones de seguridad, el modelo desafortunadamente ha cambiado y los colegios organizan excursiones al exterior, bastante costosas. En lugar de conocer San Agustín o sitios similares, conocen las playas turísticas de otros países y las complementan con visitas a discotecas espectaculares. Los beneficios principales los obtienen las organizaciones turísticas, pues los efectos culturales positivos son limitados.

Adicionalmente se ha puesto de moda, en algunos colegios, promover los estudios de pregrado en el exterior, desconociendo varios aspectos fundamentales. Además de que los estudiantes pierden la gran oportunidad de conocer mejor su país e interactuar con los futuros colegas de trabajo, la calidad de la educación de pregrado de varias universidades colombianas es superior a la calidad de las universidades que selecciona la mayoría de los estudiantes; son muy contados los estudiante colombianos que ingresan a programas de pregrado en las mejores universidades del mundo. Además, los costos de matrícula, de viaje y de sostenimiento son 6 o más veces mayores en el exterior. La adaptación al medio universitario es compleja, más para unos que para otros, y hacerla en el exterior añade dificultades.

La globalización es un hecho contundente. En consecuencia, la internacionalización es muy importante y hay formas eficaces de lograrla. Una es adelantar estudios de pregrado en una universidad colombiana de calidad y complementarlos con semestres de intercambio, bien orientados y desarrollados en semestres intermedios de los estudios. Los costos son bastante menores y beneficios muy superiores. Incluso, el proceso podría y debería continuar con estudios de posgrado en el exterior, pero de nuevo en universidades de reconocido prestigio.

Si se dispone de los recursos para sufragar los altos costos de la educación de pregrado en el exterior, sería más conveniente establecer un fondo con la diferencia entre los costos del pregrado en Colombia y en el exterior y utilizarlo en estudios de posgrado. Además, en el posgrado en el exterior, es usual que un muy buen estudiante pueda acceder a apoyo financiero durante sus estudios. Algo difícil de lograr para un extranjero en el pregrado.

Otra opción de responsabilidad social para esos recursos, sería apoyar a un estudiante del Programa Ser Pilo Paga.

Estas consideraciones podrían ser útiles para que nuestra juventud pueda aportar efectivamente al desarrollo de Colombia y los jóvenes aprovechen el cambio que se está dando en el país, que se aceleraría con el éxito del proceso de paz.

Carlos Angulo Galvis

Exrector de la Universidad de Los Andes

cangulo@uniandes.edu.co

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado