Carlos Gustavo Álvarez
columnista

El galeón, año 2030

Luego de 322 años de permanecer en el fondo del mar Caribe, lo que queda de los restos y el tesoro del galeón San José está muy cerca de salir.

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
julio 06 de 2017
2017-07-06 09:32 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

Luego de 322 años de permanecer en el fondo del mar Caribe, lo que queda de los restos y el tesoro del galeón San José está muy cerca de salir a flote…

Así quedó en evidencia en acto realizado en Cartagena II, donde el presidente del nuevo partido político en el poder aseguró que hay una propuesta de una Alianza Común-Nacionalista (ACN) “que cumple con los más altos estándares científicos, tecnológicos y financieros” para iniciar el rescate de la nave española, hundida en aguas colombianas por los ingleses el 8 de junio de 1708. No hay fecha específica para el rescate del tesoro.
Pero quedan superadas distintas objeciones que venían desde el siglo pasado.

La primera abarcó el conocimiento de las coordenadas de ubicación del naufragio. Estas habían sido imposibles de establecer. La compañía estadounidense Sea Search Armada, que insiste en reclamar el tesoro –aún pendiente de un fallo del Consejo de Estado–, no las reportó. Voceros de la tercera generación de propietarios de la empresa aseguran que lo harán si ganan el pleito.

En 1994 se pudo establecer que las coordenadas que el gobierno entregó a la Columbus Exploration fueron las mismas que utilizó la Armada Nacional cuando verificó en 1983 la aparente existencia del galeón. “No tenemos duda que sean las mismas, pero no hay explicación de por qué no apareció el naufragio”, dijo una fuente consultada, entonces, por una importante revista. Columbus Exploration aseguró que verificó las coordenadas dos veces a través de sofisticados satélites y equipos adecuados. Y nada.

El gobierno del expresidente y premio Nobel Juan Manuel Santos aseguró, el 5 de julio de 2017, que el galeón estaba a punto de salir a flote. Y que tenía una propuesta para rescatar la nave. Y como aquí nunca se sabe, declinó divulgar su valor, la remuneración pedida y por supuesto, las coordenadas donde está el galeón.

Se sabe, eso sí, que está en aguas colombianas. Argumento que, sin embargo, no ha podido echar por tierra las pretensiones españolas expuestas ante la Corte Internacional y sostenidas sobre la base de que el tesoro pertenece al dueño del barco. Y en eso sí que no hay duda, ¡gilipollas! Los colombianos han tenido malas experiencias con dichos tribunales: temen que el galeón pueda terminar en Nicaragua.

El patrimonio histórico sumergido, calculado en unos 7 millones de piezas, estaba destinado a exhibirse en un museo. “Y no será un museíto, sino cipote museo”, aseguró hace 13 años el expresidente Santos. Macancan museo fue construido después mediante licitación sobre la que surte una demanda, que hace parte de los 300 billones de pesos de las demandas contra el Estado.

Los miembros del Partido de la U-de-Roy que se habían pasado al Partido Galán, luego insertados en el Partido Verde Sostenible, celebraron el hallazgo en la Casa de Acogidos. El Partido Naranja Democrático abandonó el recinto porque hay necesidades más apremiantes que los fierros submarinos y las cipotes ruinas. La noticia fue divulgada durante la preinauguración del túnel de La Línea.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado