Carlos Gustavo Álvarez
Columnista

La posesión

--No, hombre -dijo ‘la Paca’-. No es la posesión diabólica. Es la posesión de Iván. --¿Cómo así? ¿Ya se le metieron los demonios a ese muchacho?

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
julio 26 de 2018
2018-07-26 08:49 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

“Se está comiendo las uñas y está desencajada”, me dijo mi amigo ‘el Pote’ Castro. Tienes que venir. ¡Pronto! Salí inmediatamente para su apartamento. Llegué dos horas después. Y no fue sino que ‘el Pote’ me abriera la puerta para que advirtiera el extraño estado en que se encontraba su esposa.

--¿Qué tienes Paquita? -le dije, esperando lo peor.

--La posesión -dijo, mirando en lontananza hacia el baño--. La posesión…

--La posesión… -- me dijo ‘el Pote’, tomando tímidamente a su esposa, ‘La Paca’ Pombo, entre sus brazos--. ¡Eso es lo que la tiene así!

--No se diga más. Sé lo que te pasa Paquita… Ambos me miraron extrañados.

--¿Te gira la cabeza, verdad? -dije--. De repente, con los ojos desorbitados, comienzas a hablar cosas extrañas y botas babaza… Gracias a Dios no tienes uñas. Te las hubiera enterrado, ‘Pote’.

--¿Qué?

--Llamaron a la persona indicada -continué--. Tengo un amigo que es sacerdote. Exorciza. Saca los demonios. Y otro que es experto en brujas. Las mantiene alejadas. Me consta.

--No, hombre -dijo ‘la Paca’--. No es la posesión diabólica. Es la posesión de Iván.

--¿Cómo así? ¿Ya se le metieron los demonios a ese muchacho?

--No, hombre -dijo ‘el Pote’--. ‘La Paca’ está desesperada porque esta es la hora que no nos ha llegado la invitación a la posesión de Duque Presidente.

--Van 16 jefes de Estado invitados -dijo ‘la Paca’ con su triste semblante--. Todos nuestros amigos ya recibieron la invitación. Y nosotros, nada.

‘El Pote’ tuvo que tomarla de las manos, pues se estaba comiendo el índice derecho.

--No demora en llegar, Paquita -le dije, retirándole el anular izquierdo que deslizaba entre sus dientes--. Ustedes son de la clase alta y siempre los invitan.

--Ay, Álvarez -dijo ‘el Pote’--. Lo único alto que nos queda de la clase es el predial. La situación está dura…

--No diga tonterías, ‘Pote’ -replicó ‘la Paca’--. ¡Todavía tenemos la acción del club!

--Sí, en venta…

--¿Y las ganancias ocasionales? --Cada vez son menos ganancias y más ocasionales -dijo ‘el Pote’.

--Vienen tiempos espléndidos para este país en paz -les dije--. Protéjanla. Cuídenla. Y vayan a la posesión. Que a ustedes los conocen en Palacio.

--¿Tú crees? ¿Sin tarjeta?

--Mientras a Mockus no le dé por sacar el c…

--¡‘Pote’!

--El profesor es un pionero -dije--. El nuevo partido político mostrado el 20 de julio se llama ‘De frente con el trasero’. Margarita Rosa y Esperanza Gómez ya se afiliaron… Y en un teatro, uno muestra el c… y lo dejan entrar.

--Eso va estar de seguridad hasta los tuétanos, ‘Pote’ -dijo ‘la Paca’--. Mientras Iván se posesiona, Petro agita las masas. Sin invitación no nos dejan entrar.

--Ay, mija -dijo ‘el Pote’--. Pues la vemos en la pantalla que nos queda.

--¡Calle la boca! Y más bien llame a Alicia, a Gloriza, alguna de las chicas superpoderosas…

Volvió a tomarla de las manos. Más exactamente, de las uñas.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado