Carlos Holmes Trujillo García
columnista

Discutamos el documento del BID

Carlos Holmes Trujillo García
Opinión
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
febrero 29 de 2016
2016-02-29 10:39 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

Lo único que no puede sucederle al libro que acaba de presentar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), bajo el título Colombia, hacia un país de altos ingresos con movilidad social, es que se lo reciba con indiferencia. Eso sería, más que un error, una enorme equivocación.

Infortunadamente, es muy poca la atención que se le está poniendo a los cambios estructurales que se requieren. La música de las conversaciones con las Farc tiene tanto volumen, que la gente está sometida a escuchar los mensajes oficiales permanentemente.

En el entretanto, los delincuentes se toman las calles, el aparato productivo no se diversifica, el sector social padece de falta de calidad y la ciudadanía mira los poderes con incredulidad y rechazo.

Y cuando instituciones tan serias como la que hoy preside, con particular brillo, nuestro compatriota Luis Alberto Moreno, entrega una contribución que debe ayudar al mejoramiento del debate público, es escaso el interés que despierta. No pudo haber sido más oportuno el documento del BID sobre nuestro país.

De una manera subliminal, la idea que se quiere sembrar en la mente de los colombianos consiste en que todo cambiará cuando ‘Timochenko’ y sus muchachos hagan política prontamente, gracias a que no pagarán un solo día de cárcel, y se desarrollen los acuerdos que el Presidente suscribirá con ellos.

Desde luego, es bueno que los terroristas dejen de hacer terrorismo. Pero, la agenda nacional del futuro no puede ser prisionera de lo que se firme con las Farc. Todo lo contrario, estamos obligados a ver los próximos años con la ambición de crecer sostenidamente a una tasa igual o superior al 6 por ciento, que se necesita para alcanzar la condición de nación de ingresos altos y con una gran clase media.

"Es bueno que los terroristas dejen
de hacer terrorismo. Pero, la agenda nacional del futuro no puede ser prisionera de lo que se firme con las Farc. Estamos obligados a ver los próximos años con la ambición de crecer sostenidamente". 

COMPARTIR EN TWITTER


Es necesario que se promuevan, en todos los escenarios posibles, análisis dirigidos a identificar los pasos adecuados para incrementar la productividad, la eficacia de la gestión pública y la movilidad social, como lo propone el BID, con una visión de mediano y largo plazo. La contribución que ha hecho el banco para que se desate esa reflexión colectiva es de inmensa importancia.

En el trabajo que entregó hay todo tipo de propuestas de política pública en materia de innovación, crédito, desarrollo agrícola, educación e infraestructura. También en las áreas de justicia, inversión y tributación.

De igual manera, las hay con respecto a la salud, la calidad del sistema pensional, el acceso a servicios básicos y la reducción de la pobreza y la informalidad. Nos han entregado un arsenal de planteamientos que debe desencadenar otro tipo de discusiones en Colombia.

Y el objetivo es claro: que en dos décadas el ingreso per cápita sea de 30.000 dólares anuales. Es decir, llegar al nivel de país desarrollado, mediante un pacto nacional para construirlo.

Carlos Holmes Trujillo G.
Excandidato a la Vicepresidencia de la República
carlosholmestrujillog@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado