Carlos Holmes Trujillo García

‘Agricultura de precisión’ y acuerdos en Cuba

Carlos Holmes Trujillo García
Opinión
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
junio 23 de 2015
2015-06-23 04:12 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

El artículo del profesor Jess Lowenberg-Deboer, de la Universidad de Purdue, que publicó en fecha reciente la revista Foreign Affairs, debería difundirse ampliamente. Darlo a conocer sería una contribución al debate que tiene que seguirse, promoviendo, con respecto al contenido, los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.

En su escrito, el experto en economía agrícola comparte la visión que tiene acerca de lo que considera otra revolución en ese sector.

Así como en el pasado aumentaron las cosechas, gracias a la adquisición de conocimientos, capacidad mecánica y desarrollo científico, lo que ahora visualiza el catedrático de Purdue, es el nacimiento de una nueva frontera, con gran potencial de desarrollo, a raíz de la aplicación de la tecnología de la información en la agricultura.

De lo que se trata es de que esos avances tecnológicos les faciliten a los agricultores disponer de datos precisos sobre sus tierras, lo cual les permitirá decidir cómo cultivan cada metro cuadrado.

El efecto es inmenso y se seguirá sintiendo en distintas áreas. Tendrá que ver con el aumento de la productividad, la mitigación del daño ambiental y la robotización de algunas tareas.

Ya ha dado lugar al desarrollo de la ‘tecnología de tasas variables’, como lo indica Lowenberg-Deboer, que permite el uso de los fertilizantes de manera diferenciada a lo largo y ancho del terreno.

Con el fin de abaratar los costos de los exámenes manuales de sus características, se están desarrollando sensores baratos para ampliar las densidades de las muestras y determinar las necesidades nutricionales de las plantas mediante el análisis de su color.

En esa tarea están, entre otras, compañías europeas y de Estados Unidos, lo que ha dado lugar también a que los tractores estén dotados de sensores y aplicadores para graduar el suministro del nitrógeno que se requiera.

Los cosas no paran aquí.

Esta evolución igualmente dio nacimiento a la tecnología del monitoreo del rendimiento, que permite medir las tasas del flujo del grano que se espera.

Los desarrollos mencionados no han llegado todos a la madurez, ni están en el punto final de su perfeccionamiento. Sin embargo, se siguen dando pasos en la dirección indicada, y la etapa siguiente de los cambios hará referencia a las ‘grandes estadísticas’ para afinar la ‘agricultura de precisión’.

Y ¿cuál es el panorama que se verá en dicha etapa? El de drones, recogiendo datos en inmensas áreas cultivadas para que sean más confiables, y robots en el campo.

Hacia allá vamos, porque el desafío es alimentar 9,6 billones de personas en el año 2050, y salvar el medioambiente.

Mientras tiene lugar una verdadera revolución en la agricultura, el Gobierno acuerda con las Farc un enfoque de estructura comunitaria y familiar. Además,no aclara si se aboga por una economía productiva o subsidiada y, hasta el momento, está en el aire el asunto de la articulación con la unidad agraria capitalista.

Carlos Holmes Trujillo G.

Excandidato a la Vicepresidencia de la República

carlosholmestrujillog@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado