Carlos Holmes Trujillo García

El libro de Uribe

Carlos Holmes Trujillo García
Opinión
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
octubre 09 de 2012
2012-10-09 01:40 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

Leer las memorias de quienes han sido jefes de Estado o de Gobierno es tanto un viaje a la historia como una aproximación al simbolismo del poder.

El atractivo de esas obras depende de múltiples factores. Unas veces, el interés que despiertan obedece a la coyuntura, en otras ocasiones, el factor determinante es el carisma del líder que las escribe.

Para la sociedad, por otra parte, siempre es de interés recibir el testimonio de quien tuvo la responsabilidad de dirigirla.

Sobre todo, cuando los acontecimientos pueden empezar a mirarse con cierta distancia y resulta más sencillo reconocer debilidades y equivocaciones.

Por mencionar solo algunos casos, relativamente recientes, es apasionante leer a Blair sobre los obstáculos que tuvo que superar en procura de pavimentar el camino hacia la paz.

O ver los párrafos escritos por Clinton que dan cuenta del origen de aquel mensaje inspirador que muchos seguimos repitiendo: primero la gente.

Pues bien, el libro de Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia, será de inmenso valor para el estudio y análisis de una etapa fundamental en la vida de nuestro país.

En relación con su contenido, seguramente se presentarán intensas controversias.

Uribe despierta amores y odios, tiene seguidores que lo acompañan con pasión y contradictores que no se cansan de perseguirlo y descalificarlo.

Pero lo que resultaría necio desconocer es que le dio un nuevo rumbo a Colombia, al recuperar la confianza en sus posibilidades, nacional e internacionalmente.

Acabó con el mito de la invulnerabilidad de las Farc, demostró las bondades de combinar la visión macro con el cuidado a los detalles y estableció un nuevo tipo de interlocución directa con la gente. Cometió errores, claro está, muchos, como sucede siempre cuando se lidera una sociedad tan compleja.

Así lo reconoce en su libro, con humildad, y sin dejar de señalar las razones que lo llevaron a incurrir en ellos.

Y no omite referirse a temas tan íntimos como la influencia del asesinato de su padre en la visión que tiene acerca de la manera de enfrentar la violencia en Colombia. Qué bueno, además, que vuelva a plantear lo que muchos ya sabíamos porque lo vimos actuar en su momento.

El recuerdo de la invitación que le hizo al profesor Roger Fisher, de Harvard, experto en la resolución de conflictos de manera pacífica, siendo Gobernador de Antioquia, está acompañado de la reiteración de su posición, de siempre, en el sentido de que la paz no se podrá alcanzar solo por la vía militar.

Enfrentar a los criminales y ejecutar buenas políticas sociales para que las soluciones en seguridad sean duraderas ha sido su prédica a lo largo de los años.

Difícilmente podría pensarse en un momento mejor que el actual para debatir, en todos los rincones de Colombia, la vigencia de esa visión.

Bienvenido, entonces, el libro de Uribe.

Carlos Holmes Trujillo García

Exministro y exembajador

carlosholmestrujillog@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado