Carlos Holmes Trujillo García

La marcha del 13 y el 2015

Carlos Holmes Trujillo García
Opinión
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
diciembre 16 de 2014
2014-12-16 03:18 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

Los acontecimientos de los últimos días inspiran algunas reflexiones acerca del ambiente que podría vivirse en Colombia durante el próximo año.

En primer lugar, es alentador que un grupo de ciudadanos hayan decidido salir a ejercer sus derechos pacíficamente en el escenario natural de la democracia: la calle.

Eso fue lo que sucedió el 13 de diciembre. Gracias a una convocatoria ciudadana, que se hizo sin pagar avisos en los medios escritos, ni cuñas en la radio, ni comerciales en la televisión, miles de colombianos caminaron para manifestar su opinión sobre la paz y la justicia.

Durante años se vio en nuestro país, con envidia de la sana, el fenómeno de las grandes movilizaciones contra el terrorismo en España. No eran esporádicas. Tenían lugar cada vez que Eta laceraba a esa nación con una acción violenta que generaba dolor e indignación.

Los españoles, sin distingo de edades y posiciones políticas, se unían para salir a protestar de forma tranquila, pero clara.

Su mensaje tenía la fuerza que nace de la decisión de la comunidad de despojarse de sus diferencias para reunirse alrededor de una causa común que la mueve, en busca de un propósito bondadoso para todos. Y poco a poco consiguieron crear las condiciones para avanzar con éxito.

Lo que sucedió el pasado sábado debe mirarse con esta perspectiva. Mediante esas manifestaciones se expresa el sentimiento de la sociedad, lo cual, a la postre, da lugar a que la inmensa mayoría pacifista triunfe sobre una infinita minoría violenta y carente de apoyo popular. Es auspicioso, además de que ya se estén anunciando iniciativas similares para el 2015.

De otro lado, el mensaje que movilizó a miles y miles de ciudadanos fue de una claridad inobjetable.

Paz sí, sin impunidad, fue lo que repitieron a lo largo de la jornada, quienes participaron en la marcha. Y no hay razón para que algunos se extrañen.

Durante muchos meses,el 80 por ciento de los encuestados, en distintos sondeos de opinión y de forma consistente, ha reclamado cárcel para los miembros de las Farc culpables de los más graves delitos que se desmovilicen. Ese sentimiento seguirá existiendo en el 2015 y no puede descartarse que crezca.

A esto contribuirá la posición de dicha organización, que lo que pretende es conseguir impunidad total.

Las Farc deben tener claro que cada vez que afirman que no han cometido crímenes de guerra, ni de lesa humanidad lo que logran es herir aún más el sentimiento de la nación.

Y el Gobierno, en lugar de seguir dividiendo a los colombianos, de manera artificial y dañina, entre amigos de la guerra y amigos de la paz, lo que debe hacer en el 2015 es contribuir a que se consolide la unión alrededor del reclamo de paz sin impunidad.

Carlos Holmes Trujillo G.
Excandidato a la Vicepresidencia
carlosholmestrujillog@gmail.com

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado