Carlos Holmes Trujillo García

Otro mensaje de Uribe

Carlos Holmes Trujillo García
Opinión
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
marzo 17 de 2015
2015-03-17 01:11 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

Muchos están haciendo votos para que los mensajes del expresidente Uribe se lean bien.

Hace poco le dirigió uno al exsecretario general de la ONU, señor Kofi Annan, para informarle que pondrá en sus manos un documento contentivo de las preocupaciones del Centro Democrático y solicitarle que le dé el trámite “según su leal saber y entender con el Gobierno Nacional”.

Y el pasado domingo, le respondió al señor procurador, Alejandro Ordóñez. En la detallada misiva que le envió toca, con franqueza, diversos aspectos de la vida nacional.

Veamos lo relacionado con los diálogos con las Farc:

En primer lugar, Uribe busca quitarle el sentido de urgencia a la terminación de las negociaciones.Para ese efecto, plantea que el proceso dure el tiempo que sea necesario en procura de que las cosas salgan bien. Insiste, sin embargo, en que una decisión en ese sentido requiere que las Farc cesen sus acciones criminales.

De esa manera, se podría dialogar sin la presión sobre la mesa de los hechos de terrorismo que indignan a los colombianos.

Por otro lado, reitera la necesidad de la concentración y la verificación.

Con respecto a lo primero, se atreve a decir que las Farc podrían mantener las armas durante el tiempo de las conversaciones, y avanza la propuesta de que la verificación sea hecha por organismos internacionales.

Reitera, también, el reclamo de paz sin impunidad por razones vinculadas con la conveniencia para el país, el respeto a los derechos de las víctimas y las obligaciones internacionales del Estado.

Así mismo, sugiere que el tiempo de concentración para negociar se descuente, con límites, de la pena alternativa que se les imponga a los desmovilizados de las Farc.

Adicionalmente, aclara que la no elegibilidad debe ser para los cabecillas culpables de los más graves delitos y no para los guerrilleros que estén incursos en tipos penales distintos.

Con respecto a otros temas centrales, reclama que la reparación de las víctimas se haga, también, con recursos de ese grupo terrorista.

Y en cuanto a lo que tiene que ver con la redefinición del delito político, repite su rechazo a la ampliación de los delitos conexos para evitar que por esa puerta entren el narcotráfico y el secuestro.

Hay más asuntos de relevancia, como la entrega de armas y no solamente su dejación. No obstante, quizás lo más procedente, ahora, es señalar lo siguiente:

Si es verdad que el Gobierno quiere conversar con la oposición, en el mensaje del expresidente al Procurador hay lo que podría ser una agenda muy completa.

Un eventual encuentro no sería social, sino una reunión severa, organizada para tratar temas concretos.

El resultado de una sesión de esa naturaleza no sería la firma de un contrato de adhesión. Se trataría, en una primera instancia, de identificar con claridad coincidencias y divergencias.

Ojalá se lea correctamente el nuevo mensaje de Uribe.

Carlos Holmes Trujillo G.

Excandidato a la Vicepresidencia de la República

carlosholmestrujillog@gmail.com

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado