César Caballero Reinoso

Es la ejecución

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
marzo 31 de 2013
2013-03-31 09:51 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

Algunos miembros del Gobierno insisten en que el 2012 fue el de mejor ejecución en muchos años.

Sobre esa base argumentan que el problema del Gobierno tiene que ver con la comunicación de sus logros. Con todo respeto, discrepo de la afirmación y también de la conclusión.

Hay varias formas de mirar la ejecución del presupuesto público en Colombia, en particular el de inversión.

Existen compromisos, obligaciones y pagos. Estos últimos son el reflejo exacto de lo recibido (en términos de bienes y servicios) por el Estado, y por lo tanto fue remunerado a los particulares que realizaron los trabajos.

Otra alternativa es mirar los compromisos, acuerdos contractuales para iniciar la ejecución de algún tipo de obra u ordenar la provisión de un bien.

Es decir, es la formalización del deseo del Estado por realizar alguna inversión.

Allí también están los convenios interadministrativos celebrados con otras entidades públicas.

En otras palabras, eso no es ejecución real, pues es un simple movimiento de los recursos dentro del sector público sin impacto real en la economía ni en las inversiones.

Un ejemplo real: algunos de los recursos de regalías fueron girados en diciembre del año pasado a gobernaciones y municipios.

Para la Nación ya están ejecutados, pero las entidades territoriales apenas están hoy en el proceso de licitación; estarán adjudicados entre junio y octubre, y solo en ese momento se empezarán a realizar las obras.

Si el Gobierno no reconoce sus problemas de ejecución, no tomará medidas para remediar esta situación.

Por ello, me uno a otros analistas que piden mayor celeridad en este frente.

Respecto al tema de comunicación, estoy convencido de la existencia de importantes realizaciones de este Gobierno y reconozco la necesidad de mejorar la difusión y comprensión de los mismos, pero creo que el problema central no es ese.

El Gobierno ha carecido de un mensaje, de transmitir de forma adecuada el norte hacia el cual quiere liderar al país.

En ese sentido, señalar la aspiración de un país Justo, Moderno y Seguro parece ser el inicio de una estrategia para fijar ese norte. Pero no será suficiente, pues debe estar acompañado de mensajes claros sobre la continuidad de las políticas hacia el 2018.

Estamos ante un escenario político donde la extrema derecha cuenta con un líder carismático dispuesto a todo con tal de afectar la gobernabilidad del actual mandatario.

Para enfrentarlo, el Gobierno tiene un amplio espacio de maniobra. Una crisis de gabinete, acelerar la inversión, clarificar su mensaje sobre el futuro del país y enviar mensajes claros sobre las listas al Congreso y la reelección del presidente. Por lo pronto, lo central es reconocer los problemas en el ritmo de gasto público.

César A. Caballero R.

Director de Cifras y Conceptos

ccaballero@cifrasyconceptos.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado