César Caballero Reinoso

Regular las motos

César Caballero Reinoso
Opinión
POR:
César Caballero Reinoso
enero 29 de 2015
2015-01-29 04:28 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

Es hora de pensar en una regulación más compresiva sobre el tema de las motos. En la actualidad el Runt registra 5.5 millones en contraste con los carros que son 3.8 millones.

Son varios los elementos que es necesario examinar: los niveles de accidentalidad, la exención de pago en los peajes, el pico y placa para ellas, los espacios de parqueo y las alternativas de su uso con fines laborales.

Las aseguradoras, ante la realidad de la multiplicidad de accidentes de tránsito, donde están involucradas las motocicletas, ya cobran mayores primas de riesgo, pero es claro que en el Soat será necesario realizar ajustes, pues ello genera desbalances en dicho esquema de atención de emergencia.

El no pago de los peajes es una medida incluida en la ley 787 del 2002, cuando la realidad de las motocicletas en nuestro país era muy diferente y su número era claramente inferior al de los vehículos. Hoy no existe ninguna justificación para mantener dicha exención, pues las motos también usan las vías y las desgastan, además de la obvia congestión que ya producen en muchas ciudades del país.

Una de las alternativas para la congestión de nuestras ciudades será el cobro de peajes urbanos y el establecimiento de zonas de congestión, donde con sistemas automáticos, se cobre por la circulación en dichos espacios. Para que ello funcione, primero deberemos haber acabado con la excepción legal del pago de peaje.

De igual forma las ciudades donde hoy se aplica el pico y placa deben iniciar a pensar en aplicar la misma restricción para dichos vehículos. Hoy, por falta de regulación y de construcción de infraestructura para facilitar su parqueo, vemos cómo invaden el espacio público y no parece existir una estrategia comprensiva para facilitar su ubicación al momento de ser parqueados. Cuando eran pocas, por ser pequeñas parecía no haber necesidad de pensar en ello, pero hoy la situación es totalmente diferente.

Finalmente, está el tema de su uso con fines laborales, desde el mototaxismo, los servicios de domicilio y mensajería hasta el uso como remolques de insumos.

Ante esta nueva realidad de la sociedad colombiana, donde más de 5 millones de hogares colombianos usan de forma cotidiana una moto, es necesario modernizar nuestra regulación sobre estos vehículos y hacerla acorde a las nuevas realidades sociales. No se trata de prohibirlas, ni restringir su uso, sino de mejorar la forma como contribuyen al bienestar de la sociedad colombiana.

César Caballero Reinoso

Gerente de Cifras & Conceptos S.A

ccaballero@cifrasyconceptos.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado