retrospectiva

Allá suben, aquí bajan

La decisión del Emisor debería ser la primera de varias rebajas, sobre todo si la carestía vuelve a los cauces establecidos.

David Arango
Opinión
POR:
David Arango
diciembre 16 de 2016
2016-12-16 08:09 p.m.

No deja de ser curioso que justo en la misma semana en la cual el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó la tasa de interés que les cobra a las entidades financieras por darles liquidez temporal, aquí el Banco de la República hizo lo propio, pero en sentido contrario. Las razones se derivan de las realidades particulares en cada caso, así la cifra de un cuarto de punto porcentual sea la misma allá y aquí.

En lo que atañe a la economía norteamericana, la justificación del incremento es la convicción de las autoridades de que hay que regresar a los parámetros normales de manera paulatina. Y es que después de la crisis financiera del 2008, el costo del dinero en esa parte del mundo se desplomó con el fin de impulsar una reactivación que tomó tiempo.

No obstante, ahora que el desempleo se encuentra en 4,6 por ciento y que el crecimiento está en un ritmo aceptable, existe el espacio para comenzar a apretar las tuercas. Dicho proceso apenas comienza pues la tasa en dólares oscila entre 0,5 y 0,75 por ciento anual y lo ideal es elevarla al 2 por ciento. Debido a ello, en el 2017 vendrían tres reajustes más, según lo señalado el miércoles.

Por su parte, en Colombia la sorpresiva determinación del Emisor tiene su explicación en que la inflación se ha moderado significativamente. Y es que del 9 por ciento anual de julio, la medición de noviembre cayó al 6 por ciento con tendencia a seguir disminuyendo. Como consecuencia, apareció una brecha atípica pues el valor de los fondos de la entidad estaba en el 7,75 por ciento.

Debido a ello, y por una cerrada mayoría, la junta directiva del Banco de la República, optó por un alivio. Esta debería ser la primera de varias rebajas, sobre todo si la carestía vuelve a los cauces establecidos. La noticia es buena para los usuarios del crédito que deberán pagar menos, cuando el recorte se transmita a la banca comercial y al valor de los préstamos. Habrá que esperar a que eso suceda, pero por algo se empieza.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado