Ricardo Ávila

Acelerar la locomotora

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 30 de 2014
2014-09-30 02:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La inminente reforma tributaria que presentará próximamente el Gobierno Nacional ante el Congreso de la República representa una oportunidad real para encarrilar la locomotora de la innovación, a través del fortalecimiento de los beneficios tributarios a la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTI).

Tales incentivos, creados por la Ley 633 del 2000, son quizá el instrumento de política de promoción a la CTI más potente que tiene el país. Así lo demuestra una reciente evaluación de impacto realizada por el BID, que concluye que las empresas que han accedido a ellos han tenido un incremento en su productividad de entre 4 y 16 por ciento, así como un aumento de 8 por ciento en la generación de empleo y 5 por ciento en la actividad exportadora.

Además, su costo fiscal es moderado. Por cada 100 pesos de inversión movilizados en CTI, se estima que el costo para el Gobierno es de 22 pesos.

A pesar de su eficacia, los beneficios no son utilizados por el sector privado de manera extensiva, debido a la imposición de requisitos inadecuados en la Ley del Plan de Desarrollo del primer gobierno Santos. En esta se eliminó la posibilidad de apoyar proyectos de innovación y se obligó a las compañías a participar por medio de centros de investigación y tecnológicos registrados y reconocidos por Colciencias.

La eliminación de la innovación en esta ley deja por fuera de este beneficio a una buena parte de pequeñas y medianas empresas que pueden fortalecer su crecimiento con productos y procesos novedosos. De otro lado, la obligatoriedad de presentar las iniciativas a través de un tercero desincentiva a compañías que cuentan con centros de investigación y desarrollo propios y de calidad.

El resultado negativo de estas disposiciones es contundente: en el 2013 solo se aprobaron proyectos equivalentes al 16 por ciento del cupo máximo definido de un billón de pesos. Tenemos un instrumento efectivo y con recursos, pero sin la suficiente demanda para que pueda generar cambios significativos en nuestra economía.

Ante esta situación, las entidades pertenecientes al Consejo Nacional de Beneficios Tributarios, instancia encargada de la operación de este mecanismo, han construido una propuesta para solucionar las limitaciones normativas que reducen el uso de dicho beneficio por parte de las empresas y, además, para la introducción de certificados de inversión en CTI como medio para acceder a este auxilio. Esta modificación busca que pymes innovadoras que no cuentan con suficientes ingresos para pagar renta puedan tener acceso a este instrumento.

El Gobierno debe aprovechar la próxima reforma tributaria para mejorar el funcionamiento de estos incentivos tributarios para la CTI, ya que son cruciales para acelerar el ritmo de la inversión en actividades de esta materia, que en el país apenas representan 55 por ciento de la inversión promedio de América Latina.

No se puede esperar al trámite legislativo del próximo Plan Nacional de Desarrollo, pues se perdería tiempo valioso, ya que estas modificaciones tributarias solo comenzarían a aplicarse a partir del año fiscal 2016.

La reforma tributaria no solo debe buscar recursos fiscales necesarios en el corto plazo, también debe servir para mejorar las condiciones para realizar inversiones en CTI; nada más estructural y de largo plazo para la economía.

Contar con unos beneficios tributarios sólidos como parte de la caja de herramientas de una política de desarrollo productivo es fundamental, pues su buen funcionamiento promovería decididamente las actividades CTI que son requeridas para que nuestra economía alcance mayores niveles de productividad, sofisticación y diversificación.

Ojalá el país no pierda la oportunidad de potenciar estos beneficios en la reforma tributaria. No se puede esperar más para acelerar la locomotora de la innovación.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado