Ricardo Ávila
Editorial

El desafío persiste

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
junio 09 de 2016
2016-06-09 10:10 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Una cosa es que Colombia esté cerca de ponerle punto final a un conflicto interno de más de medio siglo de duración, y otra que el anhelo de contar con un país pacífico esté cerca. Así se desprende de la más reciente edición del Global Peace Index, un indicador elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, organización no gubernamental que tiene oficinas en Sidney, Nueva York y Ciudad de México.

Según el reporte del 2016, ocupamos el puesto 147 entre 163 países y estamos en el último lugar en el hemisferio, sin grandes cambios en comparación con la medición del 2008. Si bien se reconoce que el país ha mejorado en aspectos como el número de asesinatos o la inestabilidad política, aún estamos a una enorme distancia de Chile que está en la posición 27, o de Costa Rica y Panamá, en la 33 y 35, respectivamente. Brasil y Venezuela pierden terreno, pero todavía se mantienen más arriba en la lista.

Saltar a la conclusión de que seguimos igual de mal que antes es fácil, pero vale la pena entender que el índice en cuestión abarca 23 componentes individuales que están relacionados con confrontaciones de orden local e internacional; seguridad social y ciudadana, y militarización. En algunos casos, los parámetros son objetivos, como sucede con el tamaño de las Fuerzas Armadas, mientras que en otros se utilizan encuestas que hablan sobre la percepción del crimen.

La mezcla de todos esos elementos nos ubica en la parte baja de la tabla, algo que no sucede por primera vez. El índice global de competitividad que construye el Foro Económico Mundial todos los años, también muestra que estamos entre el grupo de naciones con mayores desafíos en esta materia a nivel planetario. Es verdad que casos extremos como los de Siria y Sudán del Sur nos pueden servir de consuelo, pero nos encontramos entre Líbano y Palestina, territorios que en más de una ocasión se consideran en peor situación.

¿Cómo progresar? Aparte de la disminución en los homicidios, que viene siendo una constante desde la década pasada, y la caída en el número de muertos, atribuible al conflicto interno que ya se nota en las estadísticas, hay campos adicionales de acción. Uno evidente es la cantidad de refugiados y personas desplazadas como proporción de la población total, que es una de las más altas del mundo. Otro es el tamaño de la población carcelaria, que es igualmente elevado y tiende a aumentar año tras año.

Pero más allá de los puntos individuales, el mensaje general es que nos falta un larguísimo camino si queremos ser reconocida como una de las sociedades más pacíficas de América Latina. Quienes saben de estos temas insisten en que el problema central son las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, que también tienen vínculos con la minería ilegal o el contrabando. Además, se encuentra el flagelo de la extorsión, que actúa como un impuesto sobre empresarios formales o informales.

Mención aparte merece el microtráfico, que ha extendido sus tentáculos en decenas de pueblos y ciudades a lo largo y ancho del país. Como lo viene de demostrar el reciente caso de la zona del ‘Bronx’ en Bogotá, de la mano de un aumento en el consumo de sustancias psicoactivas, llegan la indigencia, el hurto, la prostitución y la explotación infantil, entre otras lacras.

Por tal razón, el desafío que tienen ante sí las autoridades es inmenso. Y no se trata únicamente de un pie de fuerza mayor, a pesar de que Colombia eventualmente requerirá más policías y menos militares. El elemento clave es la justicia, que debe funcionar de manera eficaz, pues solo así opera la ecuación según la cual al crimen le sigue el castigo.

Hacer el diagnóstico es más sencillo que poner en práctica soluciones efectivas. Pero una de ellas pasa por escoger un buen Fiscal General, una esperanza que ayer quedó pospuesta otras dos semanas, por cuenta de la Corte.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado