Ricardo Ávila
Editorial

Apuestas a la baja

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
marzo 10 de 2016
2016-03-10 10:06 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A la economía colombiana le fue el año pasado como a aquellos fondistas que no logran encontrar el paso de manera inmediata y solo en la parte final del recorrido incrementan su ritmo. Y es que el arranque del 2015 resultó ser difícil, hasta que las cosas empezaron a mejorar, para cerrar con una tasa de expansión del 3,3 por ciento entre octubre y diciembre.

La pregunta que más de uno se hace es si algo similar podría ocurrir en el 2016. Tal inquietud es válida al tener en cuenta que enero y febrero trajeron más preocupaciones que esperanzas. El salto dado por la inflación, la expectativa de una reforma tributaria, el alza en la devaluación, el comportamiento del desempleo, las restricciones fiscales, el temor a un racionamiento y la incertidumbre política, se combinaron para afectar negativamente las expectativas de los consumidores. A lo anterior se debe agregar el empeoramiento del clima global, lleno de nubarrones e incertidumbres.

Debido a ello, las apuestas de los analistas son más pesimistas ahora. En general, estas hablan de una expansión del Producto Interno Bruto que estaría entre 1,7 y 2,5 por ciento, lo cual implica una desaceleración significativa, frente al 3,1 por ciento que viene de reportar el Dane.

Para que el peor escenario no tenga lugar, es indispensable que ciertos motores sigan encendidos y otros aumenten su potencia. La gran esperanza del Gobierno es la industria, que por fin pasó de rojo a negro, como consecuencia de la tasa de cambio y de la entrada paulatina en operación de Reficar, la iniciativa manufacturera de mayor tamaño en la historia del país.

En consecuencia, el cálculo es que la actividad fabril podría crecer hasta el 7,5 por ciento este año, siendo la de mejor desempeño de todas. Desde el lado de la refinería, las cosas parecen ir por buen camino, pues la carga de crudo va en 130.000 barriles diarios, aunque todavía no se alcanza la capacidad máxima. En otros frentes, los informes son más variopintos, por lo cual la proyección oficial puede pecar de optimismo.

De tal manera, sigue resultando crucial el comportamiento de la demanda interna, que en el 2015 fue la responsable de que el sector financiero y el comercio tuvieran buenos balances. A este respecto, el salto que mostró la tasa de desempleo en enero es inquietante, ante lo cual los optimistas señalan que la población ocupada sigue subiendo. Habrá que esperar más información para emitir un veredicto, si bien hay que reconocer que las luces de alerta han subido en intensidad.

Por otra parte, la suerte del sector de la construcción es fundamental. El segmento edificador no las tuvo todas consigo el año pasado, tanto por el deterioro del entorno económico, como por las señales negativas que se vieron en Bogotá. A su vez, las obras civiles van bien, aunque aún no dan el salto cuantitativo que muchos anhelan. Falta ver si el arranque de obras de la primera ola de concesiones de cuarta generación se siente, al igual que los proyectos financiados por el presupuesto nacional.

Las cábalas incluyen también a la agricultura, que se benefició de un salto en la cosecha cafetera. Para la presente temporada, las expectativas son buenas, pero incluso si se concretan no serán de la misma magnitud, por lo cual otros cultivos tendrán que sacar la cara. Eso no será fácil en pleno fenómeno de ‘El Niño’, si bien los mayores precios de los alimentos deberían estimular las siembras.

En conclusión, después de los resultados aceptables del año que viene de terminar, las incógnitas para el 2016 se mantienen presentes. Más allá de que las apuestas son más moderadas ahora, todavía existe la posibilidad de un repunte que exige un ambiente de menor incertidumbre. Si las cosas mejoran es algo que solo se sabrá con el tiempo, pero no hay duda de que si mantenemos la cifra que salió ayer, nos podríamos dar por bien servidos.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado