Ricardo Ávila

El bache quedó atrás

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
mayo 13 de 2015
2015-05-13 03:45 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hay sueños que por lo visto no terminan. Así se infiere del aumento en el monto de las remesas que los latinoamericanos, que partieron a buscar mejor futuro en otras tierras, envían a sus países de origen. Después de un periodo de estancamiento, la senda retomó la tendencia ascendente.

La fuente es un reporte dado a conocer este martes por el Fondo Multilateral de Inversiones, que forma parte del Banco Interamericano de Desarrollo. Para la entidad, las naciones de la región recibieron 65.382 millones de dólares en el 2014, un 5 por ciento más que en el año inmediatamente anterior. Atrás quedó el bache del 2009, cuando los giros cayeron a 56.400 millones de dólares.

La suma referida constituye un nuevo máximo histórico. El repunte refleja la solidez del mercado laboral en Estados Unidos, en donde el desempleo se ubica por debajo del 6 por ciento, gracias al dinamismo de sectores como servicios, industria o construcción. La mejora en la situación de los hogares ha dado pie a un buen comportamiento del consumo, en beneficio de diferentes grupos de la población.

Debido a ello, Norteamérica volvió a ser el gran polo de atracción para los inmigrantes, quienes otra vez han vuelto a desplazarse hacia el llamado ‘Coloso del Norte’, especialmente. En contraste, Europa ha perdido peso en las cifras, así la reactivación en el Viejo Continente haya comenzado y se empiece a ver la luz al final del túnel.

Mientras eso ocurre, las economías de la zona perdieron vapor. La fuerte desaceleración en el crecimiento regional podría ocasionar otra vez movimientos migratorios importantes, ante la falta de oportunidades de trabajo. Es verdad que hay nuevas barreras, sobre todo en la frontera estadounidense, pero la experiencia demuestra que el flujo de personas que la cruzan no se ha interrumpido.

Por ahora, los flujos revelan variaciones importantes. Las remesas recibidas por México, Centroamérica y el Caribe tienen tasas de aumento notorias, pero Suramérica está de capa caída. No solo la crisis española ha impactado a Ecuador o Bolivia, sino que la situación de Venezuela también influye. Argentina, que en épocas pasadas atrajo a ciudadanos de países vecinos, tampoco tiene el lustre de antes.

Aun así, las sumas no son despreciables. De hecho, ante la caída en las exportaciones, sufrida por aquellas naciones que venden bienes primarios de forma mayoritaria, este renglón se vuelve una importante fuente de divisas.

Como si eso fuera poco, la devaluación experimentada por las monedas que circulan en Latinoamérica acabó traduciéndose en un alza en el ingreso para las miles de familias que dependen de lo que les mandan sus parientes en el exterior. El Fomin calcula que la subida ascendió al 10 por ciento, gracias a la fortaleza del dólar.

Ese incremento debería ser mucho mayor este año, ahora que los tipos de cambio se han mantenido en un punto más alto que en el 2014. Si a lo anterior se agrega que el monto total de remesas subiría ante las perspectivas positivas que hay en el mundo desarrollado, el efecto combinado será benéfico, desde el sur del río Grande hasta Tierra del Fuego.

En medio de este panorama, Colombia se consolidó como el quinto receptor más grande de la región, después de México, Guatemala, República Dominicana y El Salvador. El total contabilizado llegó a 4.093 millones de dólares, que dista del máximo de otros tiempos, pero que al menos es mayor que el del 2013.

La cifra mencionada es destacable, cuando se tiene en cuenta que dos de las tres principales fuentes –España y Venezuela– no son las mismas de antes. Aparte del fortalecimiento de Estados Unidos, la plata viene de más países, desde Chile hasta Australia. No obstante, el tema parece haber sido relegado a un segundo nivel en la agenda pública, lo que es un error ahora que el dinero de afuera ya no llega a borbotones.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado