Ricardo Ávila

¿Un bache temporal?

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 25 de 2013
2013-11-25 02:49 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando, hasta hace poco tiempo, los expertos en minería decían que Colombia tenía un futuro negro en esta materia, hacían un juego de palabras para referirse a las posibilidades del país en cuanto al carbón. Es bien sabido que nuestras reservas del mineral son particularmente abundantes, pues son las más grandes de América Latina, gracias a lo cual nos encontramos en el grupo de los once mayores productores y los cinco principales exportadores del mundo.

Los yacimientos existentes han atraído cuantiosas inversiones que en algún momento llevaron a hacer cálculos muy optimistas. Según estos, las ventas podrían ascender a 170 millones de toneladas anuales para finales de la presente década, lo que, aparte de la ampliación de las explotaciones existentes y la apertura de otras, exigiría el desarrollo de la infraestructura vial, ferroviaria y portuaria.

Sin embargo, todo indica que frente a la tendencia creciente de los años previos, en este se presentará un bache considerable. Después de haber llegado a 89 millones de toneladas en el 2012, los cálculos hablan de una cifra muy inferior. El dato es motivo de especulación, pero lo cierto es que al cierre de septiembre, el acumulado ascendía a 60 millones de toneladas.

La causa de esa situación tiene que ver con la confluencia de dos hechos fortuitos. El primero fue el cierre durante casi un mes del puerto que opera Drummond en cercanías de Ciénaga (Magdalena), tras haberse comprobado el vertimiento de carbón al mar. El segundo fue la existencia de dos prolongadas huelgas, una en Cerrejón y la otra en Drummond. Teniendo en cuenta que las empresas mencionadas son las más grandes en su segmento en el país, el golpe fue duro.

Tal circunstancia se ha combinado con un escenario de precios internacionales a la baja. Hechos como el auge del gas natural en Estados Unidos que ha desplazado a otras fuentes de energía, se suman a las preocupaciones sobre el impacto ambiental ante el uso del mineral o a la propia debilidad de la economía mundial, con claras repercusiones sobre la demanda. Como consecuencia, las cotizaciones han bajado en cerca de 20 por ciento, sin que existan expectativas de que vayan a tener un repunte importante en el futuro cercano.

La situación mencionada se ha sentido sobre las exportaciones. A finales de septiembre las ventas acumuladas de carbón ascendían a 4.787 millones de dólares, 18 por ciento menos que en igual periodo del año pasado. El mineral aún ocupa el renglón dos en Colombia, por debajo del petróleo, pero el entusiasmo de otras épocas ha disminuido.

Una de las razones es que las señales provenientes tanto del Gobierno como del sector privado, no son las mejores. En lo que corresponde al Estado, se ha dejado la actividad a su suerte, con lo cual la percepción del público sobre la misma se ha deteriorado. Es cierto que algunas firmas han mostrado conductas reprochables, pero en lugar de castigar a los infractores, lo que se ha visto es que todo el ramo ha sido cuestionado.

Por su parte, las propias empresas contribuyen a su desprestigio. La noticia de que Drummond incumplirá con los plazos para asegurar el cargue directo en el puerto que está construyendo, solo servirá para enrarecer el ambiente y hacer más difícil la negociación en torno a la posible extensión de la concesión de algunas de las minas que esta última opera.

A lo anterior podría agregársele una representación gremial fragmentada o las señales encontradas del Ejecutivo. Es precisamente a este último al que le corresponde liderar cambios para que el sector tome un segundo aire, porque aún hay potencial de crecimiento para compensar menores precios con mayores volúmenes, incluyendo a los carbones coquizables del centro del país. Solo así el tropezón del 2013 será visto como una anécdota y no como el comienzo de un declive en un área en la que todavía hay mucho por hacer.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado