Ricardo Ávila

Bogotá, tras las elecciones

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 13 de 2014
2014-03-13 04:00 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A cuatro días de realizadas, las elecciones legislativas del 2014 siguen dando de qué hablar. De la jornada del pasado domingo nació una nueva geografía política marcada por la irrupción del Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe. Esa transformación experimentada en el nivel nacional, se refleja, en mayor o menor grado, en algunas regiones del país.

Una de las circunscripciones que sirven de espejo territorial a ese recién estrenado mapa es la más populosa de todas: Bogotá. En la capital, para el Senado y la Cámara de Representantes el Centro Democrático encabezó las votaciones con 20 por ciento y 17 por ciento, respectivamente. Así, el movimiento del exmandatario desplazó al partido de La U como primera fuerza política en la ciudad. Junto con Antioquia, el Distrito se convirtió en un bastión uribista y responsable por más de 300.000 sufragios de los 2 millones obtenidos en todo el territorio nacional.

Una mirada rápida a los resultados electorales en Bogotá muestra una realidad política muy distinta a comicios anteriores. Por más de una década, la urbe ha estado en manos de gobierno de izquierda. Primero, el Polo Democrático y luego el movimiento Progresistas han controlado el palacio Liévano desde el 2004, gracias a lo cual se han proyectado en otras regiones.

Pero ahora las cosas serán diferentes. El triunfo de las listas uribistas le da una patada a ese tablero político. Para la Cámara, baja el partido de La U, y el Polo ceden sus primeros lugares al Centro Democrático y al liberalismo. La izquierda, dividida en los amarillos y –si se quiere– la nueva Alianza Verde, obtiene el 16 por ciento que es un balance mediocre para las que eran las principales fuerzas de la ciudad. En conclusión, los capitalinos, al igual que en el resto de Colombia, optaron más por la oposición desde la derecha que desde el otro lado del espectro ideológico.

Lo ocurrido en Bogotá tiene también una poderosa carga simbólica desde el punto de vista de las tendencias políticas. Aunque el partido de La U, en tiempos en que todavía funcionaba como aparato político del expresidente, obtuvo buenos resultados en la capital, para los bogotanos la ciudad es considerada hoy una plaza de la izquierda. Mucho más ahora que el alcalde Gustavo Petro atraviesa una grave crisis política y jurídica, que ha desembocado en una radicalización de su discurso.

Sin embargo, las elecciones legislativas del 9 de marzo no se tradujeron en una reivindicación política de los candidatos y el partido cercano al alcalde, la Alianza Verde. Al contrario, la alta votación del Centro Democrático podría leerse como un mensaje de hastío de un bloque importante del electorado con la situación de la ciudad. Esta lectura se complementa con la sorprendente votación del exalcalde Enrique Peñalosa –lejano de los afectos de Petro– en la consulta interna de los verdes para escoger candidato presidencial, con más de 475.000 votos en la capital.

Un resultado tan mediocre en las urnas le impide al actual alcalde llegar con impulso a la eventual jornada de revocatoria programada para el próximo 6 de abril. En un pulso tan intenso como el de hoy, la respuesta de sus gobernados no sirvió para enviar ningún mensaje ni para convertirse en un hecho político. Al contrario, Centro Democrático, liberales y Cambio Radical enfilan baterías para dinamizar una campaña por el Sí, que hasta hace unas semanas lucía perdedora.

Con la eventualidad de unas elecciones atípicas pronto -si Petro es destituido en los días que vienen- o de miras a los comicios programados para octubre del próximo año, cada vez se acerca más la oportunidad de saber si el electorado en la capital dio un giro en sus preferencias. Solo hasta ese momento se podrá comprobar si el 9 de marzo del 2014 marcó el inicio del declive de una era de gobiernos de izquierda en Bogotá.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado