Ricardo Ávila

Por la buena senda

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 27 de 2014
2014-03-27 02:48 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A las buenas noticias recibidas a finales de la semana pasada, cuando el Dane reveló cifras que dejan ver avances significativos en la lucha contra el flagelo de la pobreza, se suma ahora otro conjunto de datos que también aporta sólidos motivos para alimentar el optimismo sobre el rumbo que en el último tiempo ha tomado el país.

Se trata de la encuesta anual de calidad de vida a cargo de esta misma entidad y cuyos resultados, correspondientes al 2013, acaban de salir a la luz pública. De entrada hay que subrayar que la información recopilada está muy en sintonía con las referidas cifras de pobreza. Así mismo, debe aplaudirse el que la calidad de vida de los hogares colombianos registre una mejora continua, conclusión que surge luego de observar los resultados de los dos últimos años de esta misma pesquisa.

En consonancia con lo anterior, es un hecho sustentado en evidencia bastante nutrida que las familias colombianas están accediendo a un conjunto importante –cada vez menos entre lo considerado básico– de bienes y servicios. No en vano el consumo de hogares es uno de los factores claves para que la economía pueda mantener su actual ritmo.

Entrando en detalles, bien vale detenerse en algunos aspectos del trabajo. Por ejemplo, cabe destacar, y más si este valor se mira a la luz de guarismos de países en el mismo escalón que el nuestro, que el 98 por ciento de los hogares del país tenga acceso a energía eléctrica, que el 91,9 por ciento de los ubicados en cabeceras municipales cuente con inodoro conectado a alcantarillado, y que, pese a sus bien documentadas fallas, <TB>el porcentaje de ciudadanos afiliados al sistema de salud sea del 91,3. Adicionalmente, cayó en casi dos puntos la cantidad de jefes de hogar o cónyuges que se consideran pobres. En este orden de ideas, van en alza también las familias que reconocen que su nivel de vida ha aumentado con respecto al que tenían hace cinco años.

En otro campo, encontramos que el 91,7 por ciento de las unidades familiares cuenta con televisor y que más de la mitad de los colombianos está conectada a internet. A su vez, el 94,7 por ciento ya tiene acceso a la telefonía celular. Llama la atención el incremento de la tenencia de motocicletas, cercano al 3 por ciento, y que el 23,1 de los hogares tenga por lo menos un vehículo de este tipo. Curiosamente, uno de los pocos renglones en los que hay una disminución respecto al año anterior –de 0,4 por ciento– es en el de la tenencia de carro particular.

Hay que valorar no solo que en materia de cobertura de servicios básicos los resultados superen el 90 por ciento, sino que el horizonte adquisitivo de los colombianos mantenga un crecimiento constante. A su vez, es preciso reiterar la importancia de que la gran mayoría de los campos medidos registre un aumento con relación a los años anteriores.

Ante el panorama que dibujan estas cifras, así como las de pobreza –que ya fueron objeto de análisis hace pocos días–, hay que poner de presente que si existe un indicador de que una sociedad avanza por la senda correcta ese es el aumento progresivo de las familias que pueden llevar una vida con más comodidades, con mejor calidad de vida, que la generación inmediatamente anterior.

Si nos atenemos a este rasero, y sin ignorar tanto los nubarrones que acechan en materia de desigualdad como los retos todavía pendientes en otros terrenos, como el agro o la infraestructura, los números analizados son motivo de esperanza, son señal de que, pese a los tropiezos, Colombia ha dado pasos decisivos por el camino que conduce a una sociedad mejor. Algo determinante a la hora de analizar el avance de los diálogos de La Habana, en donde es de esperar que estas cifras tengan eco, pues lo que en últimas sugieren es que, en el indeseado escenario de un fracaso, muchas de las reivindicaciones que allá se buscan ya vienen, por fortuna en camino.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado