Ricardo Ávila

En busca del justo medio

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 02 de 2014
2014-12-02 03:58 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Así como la llegada de diciembre anuncia el arribo de novenas y villancicos, también el último mes del año es la época en la que se reúne en repetidas ocasiones la Comisión de Concertación Laboral que integran representantes de los sindicatos, los empresarios y el Gobierno. El motivo central de las diferentes citas es definir el nivel del salario mínimo que regirá a partir del próximo primero de enero y que hoy se encuentra en 616.000 pesos mensuales.

Una vez más, el clima que antecede al encuentro de mañana, en el que cada bando comenzará a plantear sus posiciones, es tormentoso. Pero las razones no son las de siempre, pues la principal esta vez es el cambio en el entorno de los precios de los bienes primarios que exporta el país, que a su vez ha oscurecido las perspectivas de la economía colombiana.

Como si lo anterior fuera poco, el avance del proyecto de reforma tributaria en el Congreso ha enrarecido el ambiente. Unos y otros expresan temor por el posible efecto que el paquete impositivo pueda tener sobre los índices de ocupación, aunque las recetas sugeridas son radicalmente diferentes. De tal manera, el sector privado considera que la moderación debe ser la norma, mientras que las centrales obreras dicen que hay que subir el poder adquisitivo.

Las diferencias tienen lugar a pesar de que el desempleo se mantiene en niveles históricamente bajos, que en octubre fueron inferiores al 8 por ciento. No obstante, más de uno juega con el escenario de una fuerte desaceleración que podría llevar a perder parte del terreno ganado.

Ante esa posibilidad, los técnicos aconsejan que la definición se acoja a la fórmula establecida para estos casos. En pocas palabras, esta señala que el alza en el salario mínimo debe ser el resultado de sumar el aumento en la inflación en el año que termina y las ganancias en productividad.

De acuerdo con dicho punto de vista, el reajuste estaría entre 4,5 y 5 por ciento. La razón es que el Índice de Precios al Consumidor muestra un avance del 3,3 por ciento en los 12 meses terminados en octubre, mientras que entidades como Anif consideran que la mejora en productividad sería cercana a un punto porcentual y medio, si bien el dato oficial se conocerá en unos días.

El problema es que la negociación irá mucho más allá que la de discutir un par de variables. Los líderes sindicales han dicho expresamente que no piensan destapar sus cartas por ahora, pero no hay duda de que fijarán una postura elevada. Además, están disgustados porque la promesa hecha en la campaña, relativa al desmonte en el régimen de las horas extras que aprobó en su momento la administración Uribe, no se concretó.

A su vez los gremios han marcado distancia con Santos. En su concepto, el aumento en la carga tributaria puede impactar negativamente el ritmo de inversión y la capacidad de diversas actividades de crear nuevas plazas de trabajo. En consecuencia, recomiendan cautela, pues anotan que un salto en los costos laborales acabará incidiendo sobre el desempleo, la competitividad y la informalidad.

Las distancias entre las posturas descritas hacen que las probabilidades de que exista el clima para un consenso sean bajas. De tal manera, lo más posible es que a la Casa de Nariño le toque zanjar el debate con un decreto, que sería expedido poco antes de que termine el 2014.

A sabiendas de que es muy factible que nadie quede contento con el veredicto, más vale que el propio presidente Santos recuerde que lo importante es preservar lo que se ha conseguido y mantener la mirada en el largo plazo. De tal manera, hay que defender la caída en las tasas de desempleo y la apreciable reducción en la informalidad, sucedida tras el desmonte parcial de las cargas parafiscales. Ir en contravía de esos avances a cambio de ganar apoyos efímeros o calmar a sectores del Ejecutivo o el Legislativo, sería ir en la dirección equivocada.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado