Ricardo Ávila

¿Una caída anunciada?

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 08 de 2014
2014-01-08 12:51 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Tres noticias relacionadas con las exportaciones colombianas han aparecido en los últimos días. Una fue revelada por Portafolio y tiene que ver con las cifras preliminares de la Dian, según las cuales las ventas externas del país habrían caído en cerca de 4 por ciento en el 2013, un dato que deberá ser certificado por el Dane en las semanas que vienen.

Esta entidad, por cierto, reveló ayer que en noviembre el valor de los despachos a otras latitudes había subido 2,6 por ciento, pero aun así el acumulado del ejercicio pasado muestra un retroceso del 3 por ciento.

Por su parte, el Ministerio de Comercio habló de sus metas para el año que comienza.

De acuerdo con la entidad, el monto exportado en el 2014 debería ascender a 63.000 millones de dólares, lo cual representaría un nuevo récord. Dicho objetivo implica que debería tener lugar un incremento de 11 por ciento en el total facturado, si se toman como base los números enunciados.

Dar semejante salto no será fácil.

El motivo principal es que nada hace pensar que los precios de los productos básicos que vende Colombia vayan a subir significativamente, en medio de un crecimiento global que bien puede calificarse de mediocre.

Así ocurre con el capítulo de combustibles y productos de las industrias extractivas que representa dos de cada tres dólares de exportaciones.

Para comenzar, las cotizaciones del petróleo muestran tendencia a estabilizarse, más allá de los altibajos de corto plazo que generan eventos como el crudo invierno en Estados Unidos o las tensiones en el Medio Oriente. Adicionalmente, la producción de crudo del país parece haber llegado a un techo, ante lo cual será difícil compensar la dinámica en este frente con mayores volúmenes.

Como si lo anterior fuera poco, el carbón sigue con el viento en contra. El alza en la extracción de gas natural en Norteamérica mediante el uso de tecnologías no convencionales como la fractura de rocas en el subsuelo, ha variado los costos de la canasta energética, en contra del mineral.

A los precios en descenso, resultado de una menor demanda, hay que agregar la incertidumbre que rodea la continuidad en las actividades de aquellas firmas productoras que han incumplido las normas sobre embarque en el país.

En el caso más extremo, millones de toneladas no podrían ser despachadas, obligando a una parálisis que podría ser tan costosa para la actividad como las huelgas del año pasado.

Y los partes preocupantes no terminan ahí. El oro, que es el tercer renglón de las exportaciones, también ha sido víctima de la baja en los precios de los bienes primarios.

A su vez el café pudo sobrellevar la situación gracias a un salto notable en la cosecha interna del grano, pero es muy improbable que algo medianamente parecido vuelva a suceder.

En consecuencia, la responsabilidad de cumplir con la meta ministerial recae en los renglones agropecuarios –distintos a los cafeteros– y a los industriales. El problema es que en ninguno de los dos se puede hablar de una dinámica alentadora, sin desconocer la resiliencia de las flores, el salto de la carne de bovino congelada o el buen desempeño del equipo de transporte.

Por cierto, este último acápite experimentó un fuerte frenazo en noviembre, ante la caída de pedidos en algunos mercados clave.

Lo anterior no desconoce que hay incontables ejemplos de empresas que buscan una mayor presencia externa y que los casos de éxito abundan.

Pero aun así, salta a la vista que en lo que tiene que ver con socios regionales se ha perdido terreno, para no hablar de que las promesas que acompañaron la entrada en vigencia de los TLC con Estados Unidos o Canadá aún están por volverse realidad.

Falta ver si una tasa de cambio más alta como la de días recientes mejora el ambiente de las exportaciones. Pero es mejor aceptar que el entorno no es el mejor, ante lo cual la caída vista del 2013, puede repetirse en el 2014.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado