Ricardo Ávila

Más caída que porrazo

A Ecopetrol le fue menos mal de lo que algunos decían en las cifras del primer trimestre, pero eso no es motivo de calma.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
mayo 14 de 2015
2015-05-14 03:03 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A Ecopetrol, en el primer trimestre de este año, le sucedió algo parecido a quien sufre una fuerte caída enfrente de un grupo de gente y, para sorpresa de los espectadores, se levanta con muchas magulladuras, pero sin huesos rotos. Y es que tal como lo resumió una de las firmas analistas del mercado: “pudo haber sido peor”.

El motivo es que las cosas pintaban mal. Después del sacudón que significaron los resultados de finales del 2014 –cuando entre octubre y diciembre se registraron pérdidas–, había inquietud por lo que seguía. Al fin de cuentas, los precios mundiales del petróleo mantuvieron su tendencia descendente y la compañía pasó por una etapa de incertidumbre mientras se decidía el nombre del nuevo presidente.

Por otro lado, soplaron vientos en distintas direcciones. La devaluación del peso, la mejoría en la producción interna, el nuevo impuesto al patrimonio y la adopción de una nueva metodología contable, ajustada a las normas internacionales, influyeron sobre las cifras dadas a conocer el martes. El hecho es que los mercados reaccionaron favorablemente al reporte entregado, como lo muestra un alza superior al 2 por ciento en el precio de la acción en bolsa, en la jornada de ayer.

No obstante, es imposible desconocer que la situación dista de ser la ideal. Para hablar tan solo de un par de renglones, las ventas cayeron 31 por ciento, mientras que la utilidad operacional lo hizo en 62 por ciento.

En cuanto a la utilidad neta, es mejor hacer la comparación con base en números absolutos y no en porcentajes: de casi 3,9 billones de pesos el año pasado, bajó a 160.000 millones en este. Adicionalmente, los pasivos crecieron a mayor ritmo que los activos, con lo cual el patrimonio disminuyó en más de 8 por ciento.

Mirado desde el punto de vista de unidades de negocio, el mensaje es que la parte de transporte –en manos de Cenit– fue la que salvó la primera parte de la partida. Tanto en las áreas de exploración y producción, como en las de refinación y petroquímica, el saldo mostró pérdidas al cierre de marzo. En cambio, el renglón de oleoductos se vio beneficiado del cobro de tarifas en dólares y de una baja sensible en la actividad terrorista, que permitió incrementar el bombeo.

Ahora, la pregunta que se hacen los expertos tiene lugar con lo que viene en el resto del 2015. La esperanza es que la situación mejore, sobre todo gracias al repunte en las cotizaciones del crudo. Como es sabido, el barril se ha acercado a los 70 dólares en el caso de la variedad Brent, que es la que determina en forma mayoritaria lo que recibe Ecopetrol por sus despachos.

Pero el verdadero anhelo es que los anunciados planes para mejorar la eficiencia se pongan en marcha más temprano que tarde. En opinión de los conocedores, la reducción observada en los costos tuvo que ver más con un importante recorte en actividades o ahorros en lo que valen ciertos insumos, que con el propósito de hacer lo mismo –o más– con menos dinero. Debido a ello, existe la expectativa de que la nueva administración tenga realidades que mostrar en el corte que se haga en junio.

También hay inquietud con el arranque de la refinería de Cartagena, el proyecto industrial de mayor envergadura en la historia de Colombia. Con cerca de 7.000 millones de dólares invertidos y tras haberse completado la parte de ingeniería, algunos confiaban en que la planta entraría en operación a finales de este semestre o en agosto, a lo sumo. Ahora, el mensaje es que solo hasta octubre comenzará la operación de forma gradual.

Elementos como ese muestran que así muchos hayan suspirado con alivio, Ecopetrol debe seguir bajo observación. Falta mucho para que las cosas en la empresa retornen a la normalidad, y aunque el imponderable de los precios es un elemento imposible desconocer, hay que hacer la tarea para evitar más y mayores caídas.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado