Ricardo Ávila

¿Cambio de tercio?

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 08 de 2013
2013-12-08 08:20 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Uno de los temas que crea mayor debate entre quienes hacen el ejercicio de futurología sobre el comportamiento de la economía en el año que viene es -como se dice coloquialmente- un viejo conocido. Se trata de la tasa de cambio, la misma que con sus fluctuaciones es seguida tanto por el sistema financiero, como por el sector real, los inversionistas en la bolsa y, por supuesto, aquellos que tienen en el comercio exterior una de sus principales actividades.

Las razones de tanta preocupación son explicables. Un error de cálculo se puede traducir en pérdidas elevadas, ya sea por que se incrementa el costo de un crédito o se pierde competitividad tanto en el mercado local como extranjero, para solo citar un par de ejemplos.

Ante esa posibilidad, los analistas parten de lo que ha sucedido este año, en el cual la moneda colombiana ha perdido terreno frente al dólar, llegando a cercanías del nivel que el Ministro de Hacienda consideró adecuado en abril pasado: 1.950 pesos por cada billete verde. Si bien el Gobierno sostiene que son las estrategias que ha ensayado las que han permitido una devaluación como la observada, no hay que menospreciar el impacto del entorno.

En particular, el ambiente de ahora es diferente por la razón de que el Banco de Reserva Federal de Estados Unidos anunció hace meses el desmonte paulatino de su política de proveer de liquidez al sistema financiero, por considerar que buena parte de los factores que condujeron a la crisis global de hace cinco años han comenzado a ser resueltos. Aunque la inminencia de la medida se ha aplazado en la medida en que aparecen señales contradictorias, nadie duda de que el desenlace está cantado.

Debido a ello, ya el mercado se ha anticipado parcialmente a lo que viene. En términos prácticos, las tasas de interés para los bonos que se transan en el planeta han subido, impactando sobre todo a los papeles emitidos por las economías emergentes, como Colombia. El motivo, que la percepción es que las naciones en desarrollo son más vulnerables a un apretón de liquidez, algo que también se refleja en las tasas de cambio, comprendida la del peso.

Pero ese no es el único factor. Para el año que viene existe la posibilidad de que el apretón sea más fuerte, lo cual puede influir sobre la disponibilidad de crédito y su costo. En la medida en que haya menos oferta de recursos, las firmas e individuos de estos países, que se endeudaron con dinero barato pueden tener dificultades para renovar sus líneas de crédito vigentes, por lo menos en niveles similares a los recientes.

Adicionalmente, hay un par de temas puntuales que tocan especialmente a Colombia. El primero está relacionado con la pérdida de vigor de las exportaciones, concentradas en productos básicos. La baja en las cotizaciones del café, el carbón, el oro y -más recientemente- el petróleo, pueden llevar a que el saldo en la balanza comercial desaparezca, lo cual haría más notorio el desequilibrio que tiene la economía nacional en sus cuentas externas y que ha sido fuente de algunas alertas.

De manera complementaria, el curso de la inversión extranjera es una gran incógnita. La razón es que el país se ve todavía como un destino atractivo, pero el fin gradual de la bonanza minera, combinado con la pérdida de lustre frente a otras latitudes que tienen regulaciones más llamativas, puede conducir a que el monto de recursos que llega se reduzca notoriamente.

Hay otros elementos que pueden intervenir en la ecuación, pero para resumir el argumento, son cada vez más quienes creen que el peso podría volver a franquear, con relativa facilidad, la barrera de los 2.000 pesos por dólar en un futuro no muy lejano. Si eso sucede o no, es algo que se sabrá al comenzar el 2014, pero por ahora es bueno tener claro que han bajado las probabilidades de que en asuntos cambiarios las cosas sigan como antes.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado