Ricardo Ávila

Cantos de sirena

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 07 de 2013
2013-07-07 08:07 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El viernes pasado Juan Manuel Santos dedicó buena parte de la jornada a un solo tema: el anuncio sobre la convocatoria de un paro nacional agropecuario para el próximo 19 de agosto. Uno por uno el mandatario revisó los sectores que impulsan la iniciativa, al igual que la situación de los productores del campo que han protestado por su situación y le han pedido ayuda al Gobierno.

La preocupación que existe en la Casa de Nariño está justificada. No solo hay certeza de que múltiples ramos la están pasando mal por factores que van desde la caída en los precios internacionales de los bienes primarios hasta la competencia externa, sino que hay evidencias de que más de uno quiere pescar en río revuelto. En concreto, dirigentes con aspiraciones políticas quieren lanzar candidaturas al Congreso, prometiéndoles a grupos de campesinos que la confrontación es la manera de conseguir mejoras. Además, informes de inteligencia revelan el interés de las Farc en apoyar este tipo de movilizaciones, algo que ha sido evidente en el caso del Catatumbo.

También vale la pena centrarse en el núcleo de la queja. Sin duda alguna, la columna vertebral del descontento radica en el movimiento ‘Dignidad Cafetera’, que en su momento logró el respaldo de miles de cultivadores y obtuvo del Ejecutivo concesiones valoradas en más de 800.000 millones de pesos, que hacen palidecer las logradas por otros.

A la luz del esfuerzo hecho por el fisco y que equivale a un subsidio del 26 por ciento en el precio interno del café, resulta increíble que la línea dura persista. El argumento utilizado es que se han incumplido los compromisos y que los dineros no les llegan a sus beneficiarios.

Sin embargo, los datos de la Federación muestran otra cosa. Al 5 de julio pasado se habían pagado 469.854 millones de pesos a 299.057 cultivadores ubicados en 575 municipios. De los casi 2,5 millones de facturas presentadas, se ha reconocido el 96 por ciento, mientras que 79.460 no se aprobaron por presentar serios indicios de fraude. Y es que no falta quien cae en la tentación de tratar de darle varias vueltas a una misma carga y embolsillarse lo que no le corresponde.

Tales intentos se encuentran con una institucionalidad que prueba su valía. Debido a que el gremio dispone del Sistema de Información Cafetera en el que se están registrados 560.870 caficultores, junto a las características del terreno que explotan, es relativamente sencillo detectar inconsistencias. Por ejemplo, los dueños de 672 predios presentaron facturas que mostraban producciones por hectárea que oscilaban entre 56 y 97 cargas, algo que es sencillamente imposible.

Controles como el mencionado caen mal entre los dirigentes de ‘Dignidad Cafetera’ que han abogado por un mecanismo expedito en el que se giren los recursos sin hacer preguntas o aceptando que la retención en la fuente que es obligatoria se pueda hacer a nombre de un tercero. Aceptar tales peticiones le abriría las puertas de par en par a la trampa y estimularía de paso el contrabando del grano proveniente de Ecuador o Perú.

Por otra parte, hay quienes quieren asegurar la vigencia del programa Protección al Ingreso Cafetero para el 2014. Aunque tal aspiración es legítima y deberá ser evaluada en su momento, no se puede apoyar en vías de hecho.

Así las cosas, el Gobierno tiene que mantenerse firme y combatir la desinformación que quiere justificar el paro agrario. En tal sentido, debe llamar a los cafeteros para que no se dejen engañar por cantos de sirena, al tiempo que muestra cómo el valor de la cosecha del grano en el primer semestre subió 16 por ciento, gracias a una producción que alcanzó los 4,9 millones de sacos y permitió compensar la descolgada del precio internacional. Nadie duda que hay situaciones difíciles, pero estas no se manejan bloqueando carreteras, sino dialogando y buscando en conjunto soluciones razonables.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado