Ricardo Ávila

Cuidado con la gallina

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 03 de 2014
2014-11-03 11:51 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Afirmar que los resultados financieros de Ecopetrol, con corte en septiembre, resultaron ser una desilusión para el mercado bursátil y para los accionistas de la compañía, es tal vez la manera más suave de expresar lo que fue un verdadero baldado de agua fría. Y es que muy pocos habían previsto que la combinación de una serie de factores llevara a una caída del 22 por ciento de las utilidades en el acumulado del año y, en general, a un deterioro en los márgenes de la empresa.

A primera vista, los datos son todavía llamativos. Las ganancias consolidadas en los primeros nueve meses del 2014 ascienden a 8,3 billones de pesos, mientras que las ventas lograron avanzar 3 por ciento, superando los 54 billones. Ninguna otra sociedad en Colombia, y apenas unas pocas en América Latina, muestra números cercanos en magnitud.

Sin embargo, quienes saben de estas cosas no dejan de fruncir el ceño ante la evolución reciente de diversos indicadores. Es verdad que la principal responsabilidad en lo ocurrido en el pasado trimestre se dio por la caída en los precios del petróleo. La canasta de crudos que despacha Ecopetrol tuvo un bajón del 11 por ciento en comparación con los niveles de igual periodo del año pasado.

Como si eso fuera poco, la fuerte depreciación que sufrió el peso colombiano en semanas recientes ocasionó una pérdida por diferencia en el tipo de cambio, al encarecer contablemente los pasivos en dólares. Parecería, entonces, que tuvo lugar una confluencia de hechos desafortunados y externos –en la que los ataques terroristas también tienen su parte–, ante lo cual no hay mucho que hacer.

El problema es que junto a esas realidades hay otras como un aumento en los costos fijos que golpea aún más la rentabilidad operacional. No menos preocupante es el bajo éxito exploratorio, pues de 17 pozos perforados en Colombia en lo que va del 2014, solo uno ha sido calificado como un éxito geológico, mientras que otros cuatro se encuentran en evaluación y 12 fueron declarados secos.

Debido a ello, los pesimistas dicen que hay que hacer sonar las alarmas. En caso de que las cosas continúen por la misma senda, la producción tendería a disminuir porque no han existido nuevos hallazgos. Para colmo, hay dudas sobre el éxito de algunas técnicas de recuperación secundarias y terciarias, ya que el balance no ha sido tan positivo y su uso se ha encarecido.

Por otra parte, no es necesario ser un gran analista para darse cuenta de que las obligaciones financieras de largo plazo se han disparado. Hace dos años estas ascendían a 4,9 billones de pesos, mientras que en el cierre de septiembre, llegaron a algo más de 19 billones.

La compañía argumenta que sus niveles de endeudamiento están por debajo del promedio del sector, pero el salto ha sido muy rápido. Cuando se mira a dónde se ha ido todo ese dinero, más de uno señala que una parte importante se destinó al pago de dividendos, una política que ha sido determinada por la Asamblea de Accionistas y que ha llevado a la empresa a distribuir más utilidades que prácticamente todos sus pares.

El responsable de esas determinaciones es, por supuesto, el Gobierno, que posee el 90 por ciento de la propiedad de la firma. En la época de bonanza, eran pocas las voces que se alzaban en contra de tanta generosidad, pero ahora las cosas son diferentes, pues el petróleo va hacia abajo y los expertos dicen que el barril va a oscilar entre 75 y 80 dólares.

El nuevo escenario tiene que ser estudiado con atención por la junta directiva, algo que implicará no solo darle una revisión al presupuesto de inversiones, sino también a los gastos, pues la hora de la austeridad se impone. No menos importante es que, más allá de las presiones fiscales, lo primero es preservar la salud financiera de Ecopetrol y garantizar su futuro. Hacer lo contrario, sería enfermar la gallina de los huevos de oro.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado