Ricardo Ávila

Datos de vida y muerte

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
octubre 02 de 2015
2015-10-02 03:44 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

De los colombianos se sabe que ya somos más de 48 millones, de acuerdo con los cálculos del Dane. Menos conocida es la información de aquello que la entidad denomina “estadísticas vitales”, cuyo más reciente reporte apareció a mediados de esta semana.

En pocas palabras, el informe hace referencia a los nacimientos y las defunciones durante el 2014 y la primera mitad del 2015. Los datos –que tienen como fuente el registro civil– son particularmente interesantes, porque no solo describen la conformación de las nuevas generaciones, sino también los motivos de los fallecimientos.

Los números son elocuentes. Para comenzar, el año pasado llegaron al mundo 663.908 compatriotas y se fueron 201.812, por causas naturales y violentas. Puesto de otra manera, tuvo lugar un aumento neto de 462.000 individuos, una cifra que deberá ser ajustada a las omisiones que afectan a las fuentes de información oficiales. Por su parte, en el semestre pasado las cifras llegaron a 307.079 y 77.300 seres, respectivamente.

Más allá del número preciso, vale la pena destacar varias cosas. La primera es que en Colombia nacen 51 hombres y 49 mujeres, por cada 100 que ven la luz. En cuanto a las madres, el grupo de edad que más peso tiene en aportar nuevos ciudadanos, es el de 20 a 24 años de edad, con el 29 por ciento, seguido por el de 25 a 29, con el 22 por ciento.

Saltan a la vista los problemas de embarazo adolescente. No solo 1 por ciento de quienes nacieron el año pasado tuvo mamás entre los 10 y 14 años de edad, sino que cerca de un 22 por ciento adicional vino de jóvenes entre los 15 y los 19 años.

En cuanto a los lugares a donde más bebés llegaron, la lista la encabeza Bogotá, con 16 por ciento, seguida por Antioquia, con 11; Valle, con 8; Atlántico, con 6, y Bolívar y Cundinamarca, con 5 por ciento cada uno. Juntos, la capital y los departamentos mencionados, aportan la mitad de los nacimientos del país.

Por otra parte, las defunciones tienen su comportamiento particular. Por ejemplo, el dato que más impacta es el referente a las muertes violentas, que en el 2014 representaron algo más del 13 por ciento de las registradas. En contraste, durante la parte inicial de este año dicha proporción cayó a menos del 10 por ciento, que es un descenso considerable.

En ambos periodos, sin embargo, los homicidios son la cuarta causa de deceso. La primera es el infarto y la segunda las enfermedades cerebrovasculares. Otros males que aparecen en la lista son las enfermedades crónicas de las vías respiratorias, la neumonía o la hipertensión. A su vez, los accidentes de tránsito se ubican en el puesto octavo o noveno entre los principales determinantes de muerte, en un año y otro.

En cuanto a edades, una de cada cinco personas fallecidas tenía más de 85 años, y un 12 por ciento adicional estaba entre 80 y 84 años. Entre los lugares de residencia de quienes expiraron, el ranking es encabezado por Bogotá, además de Antioquia, Valle y Cundinamarca.

Todo lo anterior complementa la fotografía de un país cuya población está haciendo un importante tránsito demográfico. Seguimos teniendo un aumento importante en habitantes, aunque las proyecciones sugieren que este tiende a disminuir. De la misma manera, la incidencia del embarazo adolescente es un verdadero desafío para las políticas públicas, que exige acciones más contundentes que las intentadas hasta ahora.

Y en cuanto a los decesos, es claro que somos todavía una nación violenta, pero cada vez menos. Si la anhelada paz se concreta y las autoridades mantienen a raya a las organizaciones criminales, es muy posible que el asesinato se convierta en un dolor de cabeza más tenue. Ello forma parte de los escenarios que hay que diseñar y de las estrategias que deben ponerse en marcha para conducir mejor los destinos de esta Colombia, en donde la vida sigue ganando la partida.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado