Ricardo Ávila

Un escenario muy factible

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 10 de 2014
2014-06-10 01:04 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El salto que registró ayer el precio del petróleo, al superar los 104 dólares por barril de la variedad WTI para las entregas que se hagan en julio, parecería indicar que las cotizaciones del crudo se mantendrán elevadas.

Según los analistas, la demanda de China crece, mientras en América del Norte y Japón habría una tendencia al alza, suficiente para que el apetito por el combustible continúe.

No obstante, cuando el escenario se amplía a los años que vienen, aparecen las discusiones de los expertos. El motivo es que mientras un grupo sostiene que las cosas permanecerán más o menos iguales en el futuro, otro que gana cada vez más adeptos insiste en que está teniendo lugar un cambio fundamental.

Este tiene que ver con el surgimiento de Estados Unidos como un productor cada vez más notorio, por cuenta de los desarrollos de campos usando métodos no convencionales como la fractura de rocas en el subsuelo.

Según las estadísticas más recientes el país del norte está a punto de llegar a un ritmo de 8 millones de barriles diarios, algo que no se veía hace 25 años. Como consecuencia de esa situación, la proporción importada del petróleo ha pasado de 60 por ciento en el 2005 al 33 por ciento ahora.

De mantenerse las tasas actuales, las proyecciones hablan de que los estadounidenses llegarían en el 2016 a 9,6 millones de barriles diarios, superando a Arabia Saudita y Rusia en el escalafón de los más grandes. De hecho hay quienes piensan en que para finales de la década podrían convertirse en exportadores netos de crudo, aumentando la oferta disponible y llevando las cotizaciones a un rango de entre 70 y 80 dólares por barril.

Es verdad que no faltan los escépticos que insisten en que este resurgir es una especie de flor de un día, debido a la rápida tasa de declinación que tienen los nuevos yacimientos. La advertencia es que la ventana que se está abriendo eventualmente se cerrará y que, en diez o veinte años, la escasez volverá a ser la norma en el mercado de combustibles.

En cualquier caso, Colombia debería comenzar a hacer planes bajo diferentes escenarios. El motivo es el riesgo que corre el país si los pronósticos que hablan de una declinación en el valor de barril de petróleo se vuelven realidad.

A lo anterior hay que agregarle circunstancias como nuestras escasas reservas de crudo o el impacto que tiene el terrorismo sobre la actividad, pues los atentados recientes hicieron que en mayo la producción se ubicara en 950.000 barriles diarios, muy por debajo de las metas oficiales.

También se deben añadir las perspectivas del carbón que no las tiene todas consigo. No solo la abundancia de gas natural ha deprimido los precios del mineral, sino que decisiones como las adoptadas por Washington y Pekín en cuanto a reducir sus emisiones de gases efecto invernadero deberían contraer la demanda.

Como si eso fuera poco, la generación de energía mediante métodos limpios va al alza y eso impacta el uso de la electricidad que sale de plantas tradicionales.

¿Cuánto nos puede costar que todo eso suceda? Un ejercicio reciente hecho por Anif habla de 86.000 millones de dólares menos en exportaciones entre 2013 y 2025, la mayor parte atribuible al petróleo. Si a ese hecho se le agrega que Colombia viene con un déficit elevado en su balanza de pagos, los efectos del faltante mencionado se sentirían sobre la tasa de cambio y la propia marcha de la economía.

No menos importante sería la caída en los ingresos fiscales, al contraerse el sector que mayor peso tiene en los recaudos públicos.

Tales cálculos, vale la pena insistir, son una posibilidad y no una certeza. Pero el Gobierno que asuma el poder en agosto próximo tiene que ser consciente de que las cosas se le pueden complicar pronto. Y eso haría mucho más difícil cumplir con la cascada de promesas que ha caracterizado la recta final de esta campaña por la Presidencia.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado