Ricardo Ávila

Menos que lo esperado

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 31 de 2012
2012-10-31 12:31 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No cayeron bien entre los analistas los resultados de Ecopetrol durante el tercer trimestre del 2012.

En contra de las expectativas, la empresa de mayoría estatal reportó cifras de ventas y utilidades inferiores a las proyectadas, ante lo cual el mercado expresó su veredicto.

Ayer, la acción de la compañía experimentó una fuerte descolgada del 4,5 por ciento, cerrando la sesión en 5.500 pesos.

Como si lo anterior fuera poco, la recomendación de los expertos fue unánime para los inversionistas: salir de un título que en gran parte de los ejercicios de valoración aún se ve como muy costoso.

En tal sentido, son previsibles nuevas correcciones en los próximos días, algo que podría impactar negativamente la evolución de los índices que miden el desempeño de la bolsa colombiana, dado el peso específico que tiene la petrolera en dichos indicadores.

Pero, sin necesidad de entrar en especulaciones, es importante analizar lo sucedido.

Según las cifras consolidadas de la sociedad, los ingresos entre julio y septiembre llegaron a 16,5 billones de pesos, apenas 1,2 por ciento más que en igual periodo del 2011.

En cambio, los costos fijos experimentaron un alza del 11,9 por ciento y los variables una del 25,7 por ciento. Como consecuencia de esa situación, a la que hay que adicionarle un salto en los gastos no operativos, las utilidades netas cayeron en 22,3 por ciento, a 3,2 billones de pesos.

Lo anterior no quiere decir que sea necesario hacer sonar las alarmas. Ecopetrol es una compañía sólida por donde se le mire, con una fuerte posición de caja y márgenes que superan el promedio del sector.

Además, cuando se observa el acumulado del año, es claro que la empresa sigue avanzando y que, con un poco de suerte, el ejercicio del 2012 debería volver a mostrar números sin precedentes, tanto en ventas como en ganancias.

También vale la pena mirar las causas de lo ocurrido. En primer lugar, es claro que el aumento en la actividad terrorista contra la infraestructura petrolera que precedió el comienzo de los diálogos de paz golpeó con dureza a la firma.

De tal manera, los atentados contra el oleoducto que va de Caño Limón a Coveñas aumentaron en número, con lo cual fue necesario suspender el bombeo en repetidas oportunidades.

Como resultado, la producción en Arauca cayó 31 por ciento en el tercer trimestre, lo que equivale a cerca de 15.000 barriles diarios de crudo menos.

Tal situación incidió en un aumento de los costos, ante la necesidad de mantenimientos y reparaciones.

Por otro lado, ciertos servicios también subieron, como el derivado del mayor uso de agua en yacimientos como Rubiales o Quifa.

No menos significativo fue un castigo contable que se hizo, por una sola vez, y que corresponde al agotamiento del campo Chichimene.

De no haber sido por este ajuste, que tuvo un efecto de 618.000 millones de pesos en el balance, el panorama habría sido diferente.

No obstante, hay otros elementos que inquietan, como la ejecución del plan de inversiones, que debe ser seguida de cerca.

Igual pasa con dos proyectos clave, como son la Refinería de Cartagena, que puede llegar a tener un desfase de un año, de acuerdo con el cronograma original.

Lo mismo ocurre con las demoras en la construcción del Oleoducto Bicentenario, que entraría en operación en abril del 2013.

En el campo de las buenas noticias, porque también las hay, es necesario destacar los logros exploratorios, un elemento fundamental para el crecimiento de Ecopetrol.

Así, de 11 pozos perforados en el tercer trimestre, 9 fueron declarados exitosos y 1 se encuentra en evaluación.

Ese factor es el que permite mirar el futuro con cierta tranquilidad y esperar que en la parte final del año se confirmen más hallazgos para que la compañía más grande de Colombia siga por la senda que, en apenas un lustro, la ha llevado a ubicarse entre las más importantes del mundo.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado