Ricardo Ávila

La línea de partida

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 10 de 2014
2014-03-10 12:43 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Una vez cumplida la cita de ayer con las urnas, comienza, ahora sí, la carrera por la Presidencia de la República de Colombia. Sin desconocer que a lo largo de los meses pasados los diferentes aspirantes han lanzado sus respectivos sombreros al ruedo, para los que quieren llegar al llamado Solio de Bolívar era difícil hacer conocer sus planteamientos en medio de tanto mensaje de los postulantes al Congreso. A lo anterior hay que agregar que la Alianza Verde escogió en la víspera a su candidato, gracias a lo cual el abanico ha quedado completo.

En consecuencia, es de esperar que a partir de hoy los colombianos se familiaricen con las propuestas de aquellos que desean ocupar la Casa de Nariño hasta agosto del 2018. Aceptando que las encuestas muestran claras diferencias entre unos y otros, la verdad es que nadie tiene el triunfo asegurado. Por tal motivo, la campaña va a ser intensa y no estará exenta de sorpresas, tal como ha sido la norma en otras ocasiones.

Más allá del poder de las maquinarias, sería un error para cualquiera menospreciar la importancia del voto de opinión. Por tal motivo, es de esperar que un buen debate de planteamientos tenga lugar y que en vez de acudir a la descalificación del adversario y la propaganda negativa, la contienda sea de ideas y el electorado pueda escoger entre las propuestas que se hagan para llevar a Colombia por la senda del progreso.

Dicho objetivo parte de los avances conseguidos. Las cifras prueban que en lo que va de este siglo la pobreza ha disminuido, la clase media se ha expandido y los índices de desigualdad son menores que los de hace unos años. En general, es posible afirmar que el colombiano promedio es más educado, más sano y tiene el nivel de ingreso más elevado de la historia republicana.

Sin embargo, tales logros palidecen ante el trabajo que queda por delante. Es verdad que el desempleo ha descendido, pero aún se encuentra entre los más altos de América Latina. En cuanto a la miseria, también ha bajado, pero supera con creces la media regional y en las áreas rurales su incidencia es siete veces más grande que en las urbanas. Nuestra economía posiblemente sea más grande que la de Argentina, con lo cual somos superados únicamente por Brasil y México en esta zona. Sin embargo, si se mira la renta per cápita ocupamos el décimo lugar, no el tercero ni el cuarto, y venimos de ser sobrepasados por Perú.

En lo que tiene que ver con el comercio exterior, este se ha quintuplicado en comparación con las cifras de hace 10 años. Lamentablemente seguimos siendo la segunda nación más cerrada de Latinoamérica, para no hablar de que en materia de infraestructura, costos logísticos o precios de la energía estamos mucho peor que nuestros vecinos. Y en lo que respecta a la violencia, nadie puede debatir que el homicidio continúa disminuyendo. No obstante, nos incluimos entre los diez países con más asesinatos en el mundo, incluyendo casos críticos en ciudades como Cali.

Tampoco nos va bien en lo que hace a calidad de la educación, avances tecnológicos o formalización de la fuerza laboral. La salud sigue en crisis, al igual que la justicia. Adicionalmente, las disparidades entre departamentos son inmensas, por lo cual existen no una, sino muchas Colombias que exigen tratamientos distintos.

Las realidades mencionadas deberían servir para recordarles a los candidatos presidenciales que el trabajo que tienen por delante es enorme y que no hay que exagerar en las promesas, porque el camino que queda es largo. Más que sacar conejos del sombrero, lo que los ciudadanos quieren es alguien que trabaje duro y con honestidad, que comande una administración pública respetable y eficiente. En suma, una persona que se aleje de las componendas y busque que la torta de la riqueza se reparta mejor, haciendo que el bien común prime sobre el particular.

 

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado