Ricardo Ávila

Un mundo, tres carriles

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
abril 17 de 2013
2013-04-17 05:59 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

“Las perspectivas económicas mundiales han vuelto a mejorar”. Esa es la buena noticia que dio ayer el Fondo Monetario Internacional cuando reveló su análisis más reciente con respecto a la marcha del planeta. Según el organismo multilateral –que esta semana celebra en Washington su tradicional reunión de la primavera–, el Producto Interno Bruto global debería crecer 3,3 por ciento este año y 4 por ciento en el 2014, cifras que si bien no son espectaculares, muestran tendencia al alza.

No obstante, detrás de ese dato hay realidades diferentes. La razón es que, lejos de converger en torno a una sola velocidad, ahora existen tres carriles diferenciables en los que se ubican diversos grupos de países.

Así, en la franja rápida se encuentran las economías emergentes, que avanzan a más del 5 por ciento anual. Entre este grupo se encuentran las naciones asiáticas, y China en particular, que parecen haber sorteado con facilidad el pequeño bache del 2012. África subsahariana también mantiene un paso notable, mientras que América Latina es menos dinámica, aunque parece tomar un segundo aire y ubicarse en cercanías del 4 por ciento anual.

En la pista del medio, oscilando entre 1,9 y 3 por ciento, va Estados Unidos. Tras el frenazo del 2009, que se tradujo en un salto en el desempleo y graves dificultades para el sector financiero, el coloso del Norte ha dejado lo peor atrás. Por ejemplo, el ramo de la vivienda da señales de vida, al registrar subidas en la construcción de casas y apartamentos. Como si eso fuera poco, las acciones que se transan en la bolsa de Nueva York han llegado a nuevos máximos, en la que parece ser otra demostración de confianza de los inversionistas.

Nada de eso, sin embargo, sucede en Europa. El Viejo Continente, que en el 2012 volvió a entrar en recesión, se contraerá otra vez este año. Y aunque el próximo debería poder retornar a guarismos positivos, estos no le alcanzarán para recuperar el terreno perdido desde hace un lustro. A los preocupantes casos de Italia y España se suma ahora Francia, que dará marcha atrás, mientras que la locomotora alemana ha disminuido su ritmo hasta casi detenerse.

Por lo tanto, no existe una sola realidad en el mundo. Dependiendo de la región en la que una persona se ubique, las cosas se ven color de rosa o muy oscuras. Así, es muy probable que dentro de cinco años un chino o un latinoamericano promedio testifique que su realidad ha mejorado, pero eso no necesariamente le va a pasar a alguien ubicado en la península Ibérica.

Hecha la advertencia, han disminuido las probabilidades de eventos cataclísmicos. Hace apenas unos meses, el gran temor era el derrumbe de la Zona Euro. A comienzos del año, el tema era el abismo fiscal en Estados Unidos. Ahora, todo indica que Bruselas logró salvar la moneda comunitaria, mientras que la polarización política en Washington no ha logrado cambiar la impresión de que las cosas están mejorando.

En consecuencia, el Fondo Monetario sostiene que los riesgos de corto plazo se han equilibrado, en tanto que en el mediano plazo tienden a disminuir.

Pero más allá de ese parte, un poco más tranquilizador, vale la pena tener en cuenta que los peligros existen. Estos van desde un empeoramiento de la realidad de Europa, hasta el deterioro de la situación fiscal en Japón o Estados Unidos. No menos importante es que ciertos mercados emergentes tengan un traspié si, para citar un caso, el precio del petróleo se desploma.

Frente a tales peligros, el FMI opina que no hay otro remedio que hacer la tarea. Eso quiere decir bajar las deudas para quienes tienen un elevado nivel de obligaciones o romper los cuellos de competitividad para los que cuentan con espacio a la hora de hacer reformas. El mensaje no es de tranquilidad, sino de aprovechar la pausa actual para tomar aire.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado